Una cosecha alta y de excepcional calidad de aceite de oliva esta campaña

La recién finalizada cosecha de aceite de oliva comenzó en octubre con pronósticos que la catalogaban de media por parte de la mayoría de fuentes del sector oleícola, aunque finalmente los datos ponen de manifiesto que ha sido alta y con aceites de oliva virgen extra de excepcional calidad.

Los vaticinios auguraban una cosecha que se situaba entre la franja de los 1,2 millones de toneladas, como apuntaba en su avance de cosecha (aforo) la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía, y los cerca de 1,3 de estimación de otras fuentes, aunque finalmente, una vez que se computen las cifras finales, la de esta campaña 2015/2016 estará en la frontera de los 1,4 millones de toneladas.

Atendiendo a este dato final de 1,4 millones de toneladas y estableciendo una media de tres euros sólo para el precio del kilo de aceite de oliva en origen resulta un valor económico muy superior a los 4.000 millones de euros por la venta de este producto.

Esta nada desdeñable cantidad de aceite de oliva es comparable a la de la campaña oleícola 2010/2011, con precios en origen muchos más bajos, y en la que se contabilizó una producción cercana a los 1,4 millones de toneladas (1.392.000 para ser más exactos).

Una buena cosecha que, no obstante, está lejos de la histórica de 2013/2014, en la que se batieron todos los registros productivos, con casi 1,8 millones de toneladas de producción y algo más de 1,1 millones de toneladas exportadas.

Sin embargo, la serie de las últimas campañas de aceite de oliva permite constatar la disparidad de la estadística en la producción de aceite de oliva y de la influencia que tiene la meteorología sobre este cultivo vecero, un principio el de la vecería del olivar en la que se alterna una gran cosecha con otra baja.

No es de extrañar, atendiendo a dicha vecería, que frente a estos 1,4 millones de toneladas de la campaña actual se obtuvieran 842.000 en la pasada 2014/2015 y 618.000 de la paupérrima 2012/2013, que contrastan con la mencionada de casi 1,8 millones de 2013/2014 o la de más de 1.615.000 de la 2011/2012.

La producción de aceite de oliva hasta el pasado mes de febrero alcanzó 1.357.000 toneladas, dato que es aún provisional, por lo que la cifra final de la campaña oleícola 2015/2016 estará en torno a las 1,4 millones de toneladas en España.

De esa cantidad total, más de un millón corresponden a Andalucía (1.085.000 toneladas) y 523.000 a la provincia de Jaén y hasta el pasado mes quedaban unas existencias de 1.080.000 toneladas de aceite de oliva.

Estos datos ponen de manifiesto que se han superado con creces las cifras del avance de cosecha hecho público en octubre por la Consejería de Agricultura de

La Junta de Andalucía, que preveía una estimación de cosecha de 485.000 toneladas de aceite de oliva en Jaén, la principal zona productora; 1.031.000 en Andalucía y 1,2 millones en España.

Por ello se puede calificar la cosecha de esta campaña 2015/2016 de media-alta, de gran calidad en los aceites de oliva virgen extra obtenidos y con precios estables en origen, con una media de algo más de tres euros el kilo.

Mientras esta campaña 2015/2016 transita por su ecuador (finaliza el 30 de septiembre) el sector oleícola está expectante y deseoso para que en esta primavera se produzcan las ansiadas precipitaciones que rieguen el mar de olivos de Jaén al objeto de conformar una buena cosecha que florecerá a partir de mayo para cuajar en junio y comenzar a ser recogida en octubre en la que ya será la campaña 2016/2017.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.