Un total de 46 empresas presentan ofertas para la pasarela sobre la A-67

Un total de 46 empresas han presentado al Ministerio de Fomento su oferta para construir la pasarela peatonal y ciclista que unirá Nueva Montaña con Raos (Santander), sobre la Autovía de la Meseta (A-67), y que tiene un presupuesto de de más de 1,8 millones de euros y un plazo de ejecución de 6 meses.

El delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz, ha anunciado hoy el número de empresas ofertantes para esta obra, que permitirá conectar Nueva Montaña con Raos, a través de la pasarela por encima de la A-67 y las vías del ferrocarril del puerto.

En un comunicado, Ruiz ha señalado que esta infraestructura es "una de las numerosas" que ha ejecutado el Ministerio en Cantabria en los últimos años y ha puesto como ejemplo la finalización de la Autovía del Cantábrico, la Ronda de la Bahía y el Distribuidor de la Marga.

También ha señalado que el Ministerio también ejecuta ahora las obras de mejora de la seguridad vial en el Desfiladero de la Hermida, así como de la catenaria y de la vía ferroviaria entre Santander y Madrid.

La pasarela conectará con el carril-bici de Nueva Montaña, construido por el Ayuntamiento de Santander, y con el que está previsto en la zona de Raos, y tendrá una longitud de 210 metros, con planta en forma de "U".

Las rampas y la propia estructura tendrán una planta ligeramente curva para adaptarse al cruce y a los desembarcos, y producir la mínima afección a las infraestructuras existentes.

Las obras complementarias incluyen los desembarcos de la pasarela en la zona del polígono de Raos y de Nueva Montaña, además de los trabajos de iluminación, un cruce peatonal con semáforos y el resto de elementos de urbanización.

Las barandillas de esta pasarela medirán 1,40 metros de máximo por razones de seguridad para los usuarios ciclistas, y también dispondrán de un segundo pasamanos a una altura de 75 centímetros para usuarios con movilidad reducida y niños.

En la zona de cruce sobre el ferrocarril se refuerza la seguridad con una malla antivandálica, que se verá limitada por el cumplimiento de los gálibos de servidumbre aeronáutica del aeropuerto de Santander.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.