Un desprendimiento corta el principal eje viario entre el Ésera y el Isábena

Un deslizamiento de ladera mantiene cortado desde la medianoche de ayer el principal eje viario de comunicación entre los valles pirenaicos del Ésera y el Isábena, una carretera de titularidad local sobre la que ya ha comenzado a actuar la Diputación de Huesca (DPH).

Según informa la institución provincial, el corte de esta vía, la HU-V-9601, se suma a las distintas afecciones registradas en carreteras vecinales y locales de la provincia altoaragonesa a causa de las intensas lluvias de esta semana.

La incidencia más grave es la referida en el eje de comunicación entre ambos valles pirenaicos, una situación que ha obligado "ineludiblemente" a cortar el tráfico.

Sobre este eje viario se han iniciado ya los trabajos para tratar de abrir en un breve plazo de tiempo al menos un carril que posibilite la comunicación en este tramo, ubicado en el término municipal de Torre La Ribera.

El motivo del cierre ha sido un desprendimiento de ladera en un tramo próximo al desvío a las Vilas del Turbón, que ha sepultado los dos carriles de esta carretera, obligando a cortarla al tráfico.

Tras conocer la afección viaria, a medianoche de ayer, la Diputación de Huesca, a través de la UTE de conservación vial, señalizó el corte de la carretera, en la que la institución comenzó en 2002, como titular del eje, a acometer obras de mejora de los 17 kilómetros que discurren entre Campo y Veracruz.

Los técnicos de la Diputación de Huesca están ya trabajando sobre el terreno, de manera que en las próximas horas se prevé abrir al menos un carril de la vía para posibilitar el tráfico alternativo en ambos sentidos, según ha explicado el diputado delegado de Obras, Joaquín Monesma.

Además, esta tarde se prevé que un geólogo valore tanto los daños de esta carretera como los producidos en otras carreteras de titularidad provincial, como en la localidad de Cornudella.

Las fuentes citadas señalan que gracias a esta actuación de mejora, esta vía, la HU-V-9601, es el principal eje de comunicación entre los valles del Ésera y del Isábena.

Además de provocar cortes de distintos tramos viarios en vías locales, las lluvias han anegado campos e inundado caminos rurales en municipios como Esplús, Alquézar, Arén, Castejón de Monegros, Plan o Peñalba, algunos de los cuales ya se habían visto afectados por las precipitaciones registradas hace un mes.

Ayer por la tarde se produjo también el cierre al tráfico, como medida preventiva, de la carretera entre Ballobar y Ontiñena, de titularidad municipal, aunque unas horas después pudo ser abierta al tráfico.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.