Un arancel de Trump al automóvil europeo haría caer su ebitda un 15%

La imposición por parte de EEUU de un arancel del 25% a la importación de los automóviles europeos provocará en los seis mayores fabricantes del Viejo Continente una caída conjunta del 15% en el resultado bruto de explotación (ebitda) de 2019, según la consultora S&P.

Así se asegura en el informe publicado este martes "Las tarifas de Trump podrían dañar a los fabricantes de automóviles de la UE. No a la economía".

En el documento se recuerda que las marcas ya soportan altos costos para la transición a la movilidad eléctrica, así como unas menores ventas en China, por lo que se considera que un aumento de los aranceles estadounidenses afectaría severamente la rentabilidad y podría aumentar la urgencia de una mayor consolidación en la industria.

Según el documento, las marcas afectadas por el arancel serían Volkswagen, Fiat Chrysler Automobiles, Daimler, BMW, Volvo Cars y Jaguar Land Rover (JLR).

Para S&P, la amenaza del gobierno de los Estados Unidos de imponer esta primavera una tasa del 25% a las importaciones de automóviles europeos a los EEUU podría perjudicar sus ganancias, así como las calificaciones crediticias de éstos.

Los más afectados serían Jaguar Land Rover, del que advierte de que podría poner en riesgo el 100% de su ebidta, y Volvo, hasta el 20%.

De acuerdo con sus estimaciones, Volkswagen sería el menos expuesto (la pérdida podría ser del 10%).

Respecto a la posibilidad de que esos costes puedan ser trasladados a los consumidores con subidas de precios de los automóviles, S&P rechaza esa idea por lo competitivo que es el mercado estadounidense.

La consultora apuesta porque las marcas opten mejor por una reorganización de sus cadenas de montaje para aproximar su producción al mercado estadounidense

Por otra parte, en el estudio se indica que las consecuencias de la tasa arancelaria sobre las economías y los soberanos europeos serían modestas.

Un arancel del 25% tendría un efecto macroeconómico global de 0,1 puntos porcentuales del PIB para la economía de la UE de media y durante un período de seis a 24 meses, según la consultora.

Esto se debe a que las economías de Europa están demasiado diversificadas y se centran en los servicios, lo que impide que una única tarifa a un solo sector les haga "descarrilar".

Alemania sería la economía más afectada de Europa, con un impacto de 0,45 puntos porcentuales en el PIB durante seis a 24 meses, puesto que sus exportaciones a Estados Unidos son bajas en porcentaje de PIB.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.