Trabajadores de Aguablanca desafían lluvia en su protesta contra cierre mina

Cientos de personas han desafiado hoy a la lluvia en Badajoz para protestar contra el cese de actividad de la mina Aguablanca de Monesterio, en una manifestación en la que han exigido al Estado que actúe para evitar el despido de los trabajadores.

La lluvia y el mal tiempo no han impedido que esta marcha minera iniciara su recorrido en la carretera de Sevilla, encabezada por una pancarta en la que se podía leer "No al cierre de la mina Aguablanca", y culminara a las puertas de la sede de la Delegación del Gobierno en Extremadura.

Allí, bajo un intenso aguacero, los trabajadores y representantes sindicales han leído un manifiesto en el que han puesto de manifiesto que la explotación sigue siendo rentable y que su futuro "no puede depender de una decisión en Toronto".

En la manifestación han participado los trabajadores de la mina, algunos de ellos ataviados con cascos y gafas, así como representantes sindicales de UGT y CCOO y de distintos partidos políticos.

También ha contado con la presencia de representantes y mineros asturianos, de distintos puntos de Cáceres y Badajoz y andaluces, así como de los alcaldes de la localidad pacense de Monesterio, y de los municipios andaluces de Cala, Santa Olalla del Cala y Real de la Jara, de donde proceden algunos trabajadores de la explotación.

Durante el recorrido, además de pedir que la mina de Aguablanca "no se cierre", ha habido proclamas exigiendo el apoyo del ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, y de la delegada del Gobierno en Extremadura, Cristina Herrera.

Entre las personas que estaban desde el inicio de la marcha se encontraban los secretarios generales de UGT y CCOO Extremadura, Francisco Capilla y Julián Carretero, respectivamente, el secretario provincial del PSOE, Rafael Lemus, o el líder de Podemos en la Comunidad, Álvaro Jaén.

Los dos dirigentes sindicales han reprochado a la presidenta andaluza, Susana Díaz, que no asista a la reunión que hoy ha mantenido el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, y el ministro de Industria, José Manuel Soria, para abordar la situación de la mina de níquel y evitar el cierre anunciado por Río Narcea.

"Lo primero es el empleo", le ha recordado el secretario general de UGT Extremadura a Susana Díaz.

Por su parte, la portavoz de la Junta de Extremadura, Isabel Gil Rosiña, ha dicho que su Ejecutivo "respalda" las peticiones al Ministerio para que "apoye la continuidad de los trabajadores de la mina.

Fernández Vara transmitirá hoy a Soria "lo que le indicaron los propios trabajadores, que "no se puede cerrar la mina, ni reirse de 400 personas a las que se pretende engañar", ha dicho.

Rafael Lemus ha indicado que el PSOE acompaña a los mineros no solo a través de la reunión con el ministro o con la participación en esta marcha, sino también con iniciativas parlamentarias.

Así, ha informado de que el Grupo Socialista ha registrado una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados en la que insta a los ministerios de Industria y Agricultura a actuar urgentemente contra el cierre de la mina.

A esta marcha se sumará la concentración convocada frente al Ministerio de Industria el próximo día 2.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.