Toshiba Memory planea cambiar su nombre en 2019 para renovarse tras su venta

El fabricante nipón de chips Toshiba Memory dijo hoy que planea cambiar su nombre en 2019 para lanzar una nueva marca y renovar el perfil de sus productos tras completar su venta a un consorcio liderado por el fondo de inversión estadounidense Bain Capital.

"Puesto que nos hemos independizado de Toshiba necesitamos pensar en cómo añadir valor a nuestros productos. Cambiar el nombre es una forma", explicó el presidente de la compañía, Yasuo Naruke, en una rueda de prensa en Tokio en la que desveló que quieren salir a Bolsa en los próximos tres años, según recogió la agencia local Kyodo.

Naruke compareció junto al director general de Bain Capital, Yuji Sugimoto, en la que marcó la primera rueda de prensa de la compañía tras cerrar su venta al fondo estadounidense el pasado viernes por 2 billones de yenes (15.555 millones de euros) en un intento por su hasta ahora matriz, Toshiba, de mejorar su situación financiera.

Toshiba Memory es el segundo fabricante mundial de chips de memoria flash NAND tras el surcoreano Samsung Electronics y se había erigido en el principal motor de ganancias del conglomerado nipón, que lo convirtió en filial en abril de 2017 para facilitar su venta y reparar las pérdidas por la quiebra de sus operaciones nucleares en Estados Unidos.

Su venta al consorcio liderado por Bain Capital traerá cambios a la compañía, puesto que Sugimoto avisó de que pese a que Toshiba sigue siendo un importante accionista y se comunicarán con ellos, "en lo que respecta a la administración, Bain la asumirá".

Bain Capital ostenta el 49,9 % de las participaciones con derecho a voto de Toshiba Memory, mientras que Toshiba tiene el 40,2 % y el fabricante japonés de vidrio óptimo posee un 9,9 %.

El resto de empresas que forman el consorcio, entre ellas Apple, Dell y Kingston, no tienen inicialmente derecho a voto.

Sugimoto declaró que el fondo estadounidense tomará la iniciativa para adoptar decisiones "rápidas" que ayuden a la empresa a lidiar con la competitividad y el entorno cambiante del mercado de chips.

Los socios hablaron de sus planes para las instalaciones nuevas de la planta de Toshiba Memory en Yokkaichi (oeste), cuya producción comenzará en verano, y de la nueva planta que levantará en Kitakami (norte), cuyo inicio de operaciones prevén para 2020.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.