Seis de los grandes países productores de aceite incrementarán su producción

Seis de los siete grandes países productores de aceite incrementarán su producción en la próxima campaña, según el aforo del Departamento de Estudios Oleícolas del Centro de Excelencia de Aceite de Oliva de GEA, que estima que la producción mundial alcanzará las 2.937.631 toneladas en la campaña 2017/2018.

Según los datos recopilados por el aforo dirigido por Rafael Cárdenas, responsable del CEAO, la cosecha internacional en la campaña 2017/2018 crecerá ligeramente, un 8 por ciento, respecto a la campaña anterior, cuando se alcanzaron las 2.713.500 toneladas.

Asimismo, el estudio recoge que las 11,5 millones de hectáreas de olivar repartidas por los cinco continentes alcanzarán una producción de aceituna cercana a los 20,3 millones de toneladas en la próxima campaña.

En este sentido, seis de los siete mayores productores (España, Grecia, Italia, Túnez, Turquía y Portugal) incrementaran su producción ligeramente.

Estos países aglutinarán el 85,27 por ciento de la producción mundial de aceite de oliva, mientras que en la campaña pasada produjeron el 83,49 por ciento.

España registrará un pequeño aumento de 1,3 por ciento respecto a la anterior campaña llegando a una producción de 1.298.700 toneladas.

Grecia volverá a ser el segundo mayor productor con 294.100 toneladas, incrementando la producción con respecto a la pasada campaña en un 13,1 por ciento, muy cerca de Italia, que sube un 18,8 por ciento llegando a las 288.600 toneladas.

En cuarta posición volverá a estar Túnez, con algo más de 202.900 toneladas, con un espectacular aumento de producción del 202 por ciento, mientras que Turquía se coloca en quinta posición con 200.400 toneladas y una subida del 13,2 por ciento.

El sexto productor será Portugal, que se situará en 112.800 toneladas y tendría un aumento del 20 por ciento con respecto al año pasado.

Por último, el séptimo lugar de la lista correspondería a Marruecos, que barajaría la producción con respecto al año pasado en un 2,6 por ciento quedándose en la nada despreciable cifra de 107.100 toneladas de aceite de oliva

Por otro lado, el enlace previsto con la campaña 2017/2018 estará por debajo de las 200.000 toneladas, por lo que será 'técnicamente cero'.

"Este dato, unido a la estabilidad en la producción con respecto a la campaña anterior y a los datos de leve incremento mantenido del consumo, apuntan a que el mercado tendrá una evolución de precios en origen muy estable en torno a los 4 euros/kilo, con ligeros repuntes en su caso producidos por las condiciones meteorológicas cambiantes, hasta el fin de la campaña próxima", según Cárdenas.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.