Sareb tiene aún casi 1.700 viviendas para destinar a fines sociales

Sareb tiene aún otras 1.700 viviendas para destinar a fines sociales, de la cartera de 4.000 inmuebles que seleccionó para ceder a administraciones regionales y locales y atender, en la medida de lo posible, a los casos más urgentes o de emergencia social.

Según recordaba el informe del FROB, el fondo de recate español, publicado recientemente, el denominado banco malo, participado por el Estado, en cumplimiento de sus fines sociales, lleva a cabo diversas campañas de responsabilidad social.

Estas iniciativas se centran fundamentalmente en paliar la situación de colectivos en riesgo de exclusión, concediendo ayudas a la vivienda social y a la emergencia social, instrumentalizadas por medio de convenios con comunidades autónomas y ayuntamientos.

Pero también facilitando "alquileres alternativos asequibles", con el objetivo de ofrecer, a colectivos especialmente débiles, alternativas a los procesos de recuperación de la posesión de los activos.

Mediante estos programas, Sareb ha puesto a disposición de las distintas instituciones un stock de 4.000 viviendas para su cesión para uso social, previa firma de convenio.

En 2014 la sociedad firmó el primer acuerdo de cesión de viviendas sociales con la Generalitat de Cataluña, al que siguieron ya en 2015 los convenios con los Gobiernos del País Vasco, Galicia, Aragón, Baleares, Castilla y León y Canarias, así como con el Ayuntamiento de Barcelona.

Durante 2016 se sumaron acuerdos con Cantabria, Navarra, Andalucía y Extremadura, y con las ciudades de Madrid, Málaga, Sevilla y San Sebastián de los Reyes.

A cierre de julio, según los datos recopilados por Efe, Sareb tenía comprometidas, en convenios firmados, alrededor de 2.300 viviendas.

De este modo, la sociedad que dirige Jaime Echegoyen cuenta aún con otras 1.700 viviendas para destinar a fines sociales, por lo que mantiene conversaciones con otras comunidades y ayuntamientos para la asignación de más inmuebles.

En concreto, con los Gobiernos autonómicos de Castilla-La Mancha y Murcia, además de con los Ayuntamientos de Hospitalet, Getafe, Alcobendas, Parla y Santander.

Al margen de estas viviendas destinadas a fines sociales, Sareb vendió 9.740 inmuebles en el primer semestre del año, el 70 % más que en el mismo periodo de 2016, lo que contribuyó a que los ingresos de la compañía, que incluye la venta de préstamos, ascendieran a 1.710 millones, un 21 % más.

La entidad justificó esta mejora del negocio por "el impulso comercial dado a través de las campañas y la gestión activa de la cartera de préstamos, junto a la recuperación que registra el mercado inmobiliario español".

Por partidas, los ingresos derivados de la gestión y venta de inmuebles aportaron a Sareb más de 535 millones de euros, alrededor de un 40 % más que un año antes.

En cuanto al desglose de la partida de inmuebles vendidos, gracias a planes de dinamización de ventas con colaboradores se promovió la venta de 4.180 unidades desde el balance del promotor, alrededor del 75 % más, mientras que en inmuebles propios, Sareb vendió 5.560 inmuebles, el 68 % más.

De esta última cifra, cerca de dos tercios eran residenciales, en tanto que se vendieron 550 suelos.

Las campañas comerciales de Sareb se han saldado con la comercialización de 880 inmuebles por un importe total de cerca de 114 millones de euros.

Respecto a la actividad promotora, entre suelos en desarrollo y proyectos aprobados para construir en suelos propios, Sareb promueve un total de 4.326 viviendas, de las que ya se han comercializado 1.131 unidades, entre viviendas escrituradas y reservadas.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.