S&P cifra los activos inmobiliarios de El Corte Inglés en 17.000 millones

corte-ingles--644x362

Standard & Poor's Global (S&P) ha valorado en 17.000 millones de euros los activos inmobiliarios de El Corte Inglés, según revela en un informe, en el que destaca que el gigante de la distribución disfruta de una marca "fuerte" y de una "amplia" red de tiendas, aunque su actividad depende del gasto del consumidor y se mueve en un escenario en el que la competencia va en aumento.

"El Corte Inglés depende del gasto discrecional del consumidor, una competencia creciente, una rentabilidad relativamente baja y una deuda heredada por la recesión económica entre 2008 y 2013 que limita sus métricas de crédito", señala la agencia de calificación crediticia.

S&P, que ha asignado, junto a Fitch, la calificación de 'crossover' (BB ) con perspectiva estable a la emisión de bonos por valor de 600 millones de euros que lanzará El Corte Inglés, ha subrayado que la compañía se beneficia de un funcionamiento "sustancial" y flexibilidad financiera, gracias a sus propiedades inmobiliarias.

Pese a su negocio y conocimiento de marca, el segmento minorista de la compañía, según S&P, es "sensible" a los cambios de preferencia de los consumidores, a la competencia creciente y a los grandes comercios especializados en alimentos y no alimentarios.

Además, la agencia de calificación señala que El Corte Inglés muestra menor rentabilidad que las empresas del sector, aunque está mejorando, a lo que se suma la alta estacionalidad de ganancias, así como la concentración geográfica y de tiendas en España.

A su juicio, El Corte Inglés se beneficia de posiciones de mercado "sólidas" en sectores como viajes, tecnología de la información y servicios financieros, entre otros, con un reconocimiento de marca superior en España y en el extranjero y con más de 700 millones de visitas por año.

"Su diversificación en cinco negocios distintos le permite aprovechar las sinergias operativas, de clientes y de 'know-how' mientras se reduce la sensibilidad del rendimiento del grupo a contratiempos temporales en cualquier segmento", señalan desde S&P.

"Limitada" diversidad geográfica

Sin embargo, la agencia crediticia apunta que la "limitada" diversidad geográfica de El Corte Inglés fuera de España limita su alcance internacional y resiliencia a los ciclos económicos.

Como la mayoría de los minoristas, el gigante de la distribución está expuesto a la volatilidad derivada de la estacionalidad --una parte importante del resultado bruto de explotación (Ebitda) se genera en el cuarto trimestre--, apunta S&P, que constata en este sentido algunos riesgos de concentración, ya que las diez tiendas principales de la compañía representan alrededor del 40% del Ebitda del grupo.

Además, según S&P, el mercado minorista "altamente competitivo" está experimentando una profunda transformación, que supone cambios en los hábitos de los consumidores.

Así, menciona a grandes competidores de El Corte Inglés, como Amazon y Zalando, y grandes minoristas especializados como Inditex y Decathlon en prendas de vestir, Mercadona en alimentos, Ikea en muebles para el hogar y Media Markt en bienes electrónicos de consumo.

Pese a estas amenazas competitivas, en opinión de S&P, el grupo presidido por Jesús Nuño de la Rosa cuenta con una serie de ventajas, entre ellas que en su negocio de tiendas departamentales, que representa el 55% de ingresos, posee la única plataforma de marca omnicanal de terceros en España, con una amplia selección de marcas exclusivas, que representan aproximadamente el 25% del ventas minoristas del grupo.

"Dada su extensa red de tiendas, el alto tráfico de tiendas y su ventaja competitiva en el formato de tienda departamental, El Corte Inglés actúa como un importante puerta de entrada para marcas internacionales interesadas en aterrizar en el mercado minorista español", señala la agencia.

Así, S&P considera que la perspectiva estable refleja su opinión de que El Corte Inglés continuará ejecutando su programa de transformación, expandiéndose orgánicamente, al tiempo que mantiene un margen sobre Ebitda ajustado de al menos el 7%, lo que conduce una deuda ajustada a Ebitda de aproximadamente cuatro veces durante los próximos 12-24 meses.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.