Rectora Granada ve bueno plan para soterrar AVE si no afecta a zona Paseíllos

La rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, ha considerado que el plan diseñado por el Ayuntamiento para financiar el soterramiento de las vías del AVE es "en su conjunto" bueno, aunque se oponen a modificar como contempla la zona de Paseíllos, los comedores y el campo de rugby.

Aranda ha hecho estas consideraciones a preguntas de los periodistas y antes de reunirse con el Ayuntamiento para conocer con detalle el plan diseñado por Urbanismo para financiar el soterramiento del AVE en esta capital andaluza.

Se trata de una propuesta que contempla ganar alrededor de 126.000 metros cuadrados de zonas verdes y construir 1.900 viviendas, tanto libres como protegidas, para obtener al menos 226 millones de euros para las instituciones implicadas con las que pagar el soterramiento.

Este plan afecta a terrenos de la Universidad de Granada, y aunque la rectora ha reconocido los beneficios de contar con más equipamientos y zonas verdes, ha recalcado la oposición a modificar la zona de los Paseíllos o a cambiar la ubicación de los comedores universitarios y el campo de rugby.

La Universidad ha recordado que trabajan en esa zona en un campus saludable, que ya cuenta con unos paseíllos excepcionales y unos servicios "que queremos que sigan ahí, donde están", ha sentenciado.

Aranda ha subrayado que la prioridad para la ciudad debe ser que el AVE llegue para evitar que se sigan perdiendo oportunidades y ha apostado por trabajar "en paralelo" por un proyecto que dignifique ciudad pero que respete la integridad los terrenos de la Universidad, que ha considerado "seña de identidad" de la institución y de la ciudad.

En la misma comparecencia, el alcalde de Granada, Francisco Cuenca (PSOE), ha explicado que el Ayuntamiento aborda ahora una fase de reuniones con las administraciones implicadas en el plan urbanístico para abordar de forma "coordinada" lo que considera será el proyecto más importante de la ciudad para los próximos años.

Ha dicho que esta fase atenderán "los matices" de cada una de las instituciones para permitir un desarrollo urbanístico consensuado.

Cuenca ha pedido además trabajar de manera conjunta para garantizar la entrada del AVE soterrada, lo que eliminaría problemas no solo a los vecinos de los barrios del entorno sino también a la Universidad de Granada, que tendría la vía delante de sus instalaciones.

"Hablamos de miles de metros y seguro que hay matices y detalles que habrá que consensuar", ha resumido Cuenca, que ha interpretado que no hay una posición enfrentada con la Universidad.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.