Realia vuelve a beneficios en 2015 y gana 17,2 millones

Realia, controlada en un 36,9 % por FCC y en un 30,3 % por el magnate mexicano Carlos Slim, volvió a beneficios en 2015 tras ganar 17,2 millones frente a la pérdida de 39,6 millones de un año antes gracias a la revalorización de la inversiones y por la ausencia de factores que impactaron en 2014.

El resultado bruto de explotación (ebitda) se incrementó un 31 % hasta los 40,5 millones debido a los mejores márgenes de las actividades de promoción y de patrimonio, según las cuentas remitidas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Las provisiones por deterioro de existencias, inmovilizado y por otras operaciones comerciales (litigios o insolvencias) tuvieron un impacto de 11,6 millones. Las provisiones por deterioro de existencias fueron de 12,9 millones. Además, se revertieron provisiones de litigios, insolvencias y otros riesgos por 1 millones y excesos de provisiones por 0,3 millones.

Los ingresos totales de la compañía, sobre la que Slim ha lanzado una nueva opa, se redujeron un 17,8 % hasta 94,9 millones debido a la menor venta de promociones y suelos y a la reducción de los ingresos por arrendamiento.

Realia experimentó una caída del 62,3 % en la cifra de ingresos, mientras que los de arrendamiento se redujeron un 1 %. Los ingresos del negocio patrimonial se situaron en 13,1 millones, un 52,2 % menos, mientras que las rentas subieron un 2,6 % hasta 50,9 millones.

Por su parte, los ingresos por alquileres se situaron en 77,8 millones, el 1 % menos.

La ocupación de sus activos se situó en el 91,5 %.

Los gastos generales disminuyeron un 3,5 %. Sin embargo, se produjeron gastos extraordinarios no recurrentes, debido informes de externos sobre las opas y contraopas presentadas a Realia y otros gastos por los acuerdos de reestructuración de la deuda que han supuesto 1,2 millones.

El valor de los activos se situó en 1.858,6 millones, en tanto que la deuda neta bancaria se redujo durante en 22,5 millones hasta 1.070,8 millones.

Para 2016 la compañía se centrará en racionalizar los gastos y costes, mejorar los ingresos, la rentabilidad de los activos (promoción y patrimonio), mejorar los recursos propios y renegociar un nuevo contrato de financiación del área de patrimonio.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.