Quito y estado indio de Sikkim reciben premios de agricultura en la FAO

La capital ecuatoriana, Quito, y el estado indio de Sikkim, el primero del mundo considerado "100 % orgánico", recibieron hoy sendos premios por fomentar la agricultura sostenible en la sede de la FAO en Roma.

La Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) organizó junto con la Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica (IFOAM) y el World Future Council, una organización fundada en Alemania, los "Future Policy Award" para premiar las mejores prácticas agroecológicas a nivel mundial.

La capital de Ecuador ganó el premio de plata por su proyecto municipal de agricultura urbana participativa "AGRUPAR", que reúne a más de 3.600 huertos urbanos en 32 hectáreas y ha entrenado a más de 21.000 personas desde 2002, según los organizadores del certamen.

El director ejecutivo de la agencia de promoción económica ConQuito, Alfonso Abdo Félix, precisó a Efe que el proyecto ha permitido a "las minorías y los grupos más vulnerables nutrirse mejor y generar un ingreso para sus hogares", siendo en algunos casos superior a más del 20 % del salario mínimo vital gracias a los circuitos cortos de comercialización.

"Se ha logrado una mesa de múltiples actores que propone tratar la alimentación desde un enfoque integral", también en la política nacional, afirmó Félix, que resaltó como resultados el empoderamiento de las mujeres, las personas más involucradas, y la mejora de la nutrición infantil.

El principal galardón se lo llevó Sikkim, ubicado entre Nepal y Bután, por ser el "primer estado orgánico en el mundo", ya que todas sus tierras agrícolas han obtenido la certificación orgánica después de que fueran prohibidas la venta y la utilización de pesticidas químicos en la zona.

"Lo hicimos posible porque el gobierno llevó a cabo el camino hacia la revolución orgánica. Esta será posible en el mundo si trabajamos juntos", dijo en la ceremonia de entrega el ministro en jefe de Sikkim, Pawan Chamling.

También fueron reconocidos con el segundo premio la política nacional brasileña para la agroecología, que ayudó a 5.300 municipios a invertir al menos el 30 % de su presupuesto de alimentación escolar a comprar productos orgánicos de agricultores familiares, y el plan de acción orgánica de Dinamarca, donde el 80 % de los habitantes compra ese tipo de productos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.