Empresas y directivos

¿Qué pasa por la cabeza de los gestores atrapados en DIA?

dia supermercados 630

La situación de DIA después de que su principal accionista, Letterone, impusiera sus planes para reflotar la empresa en la junta de accionistas celebrada la semana pasada, se ha convertido en un quebradero de cabeza para los gestores de fondos que están atrapados en la cadena de supermercados. Ahora que la ampliación de capital de 500 millones de euros propuesta por Letteore, el vehículo inversor del magnate ruso Mijail Fridman, ha logrado el visto bueno de los accionistas y justo cuando la CNMV acaba de dar luz verde a la OPA presentada a 0,67 euros por acción, muchos de estos gestores tienen que decidir si acuden a la oferta o esperan algún giro de los acontecimientos. Y no son precisamente optimistas. 

El problema es para los gestores profesionales que se han quedado atrapados en la maraña de DIA, confiando en que la compañía se enfrentaba tan solo a una pequeña marejada y no a una tormenta como la que se ha producido. "Me metí con poco, entré porque pagaban dividendos y una vez que la cosa se empezó a torcer ya no hice nada más. Ahora, no me queda más remedio que acudir a la OPA y salirme de aquí, no pienso en quedarme. En DIA salgo con daños seguro, no tengo ninguna duda", explica uno de los gestores de un 'family office' con sede en Madrid que prefiere mantenerse en el anonimato.

En las palabras de este experto va implícito el desánimo que tienen muchos profesionales con la cadena de supermercados y que se dejó sentir en la pasada junta de accionistas, que registró el 'quórum' de asistencia más bajo de la historia, del 54,3% del capital. Javier Flores, director del Servicio de Estudios de Asinver, se incluye también en este grupo de expertos que están por la labor de vender y a otra cosa. "Yo iría a la OPA, en Dia no me quedaría", apunta. Al igual que muchos observadores, tiene dudas de los planes futuros que maneja Letterone para reflotar la compañía. "Ahora van a venir recortes a todo, reducción de metros cuadrados en tiendas y a ver cómo ha afectado todo lo que han sufrido hasta ahora, con pérdidas de productos y algunas líneas de proveedores, pues lo que ha ocurrido ha tenido un impacto en la empresa y su negocio.", asegura Flores. 

En el extremo opuesto están los gestores dispuestos a resistir y a rechazar la OPA de Fridman, por principios y por convicción en que la cadena de supermercados está infravalorada al precio que ofrece el magnate ruso. "No voy a ir a la OPA porque la empresa vale mucho más. Es verdad que viene de siete euros y la empresa está donde está, por lo los accionistas tendrán que poner más dinero sobre la mesa, pero yo no lo pondré", asegura otro experto de una gestora madrileña con participación en Dia de uno de sus fondos. 

Que el precio deja dudas lo piensa hasta la CNMV, como ayer mismo indicó en el comunicado donde informaba de la autorización de la oferta. En concreto, el regulador de los mecados considera que el precio ofrecido por Fridman para hacerse con la compañía "no tiene la consideración de precio equitativo" previsto en el Real Decreto 1066/2007, de 27 de julio, sobre el régimen de las ofertas públicas de adquisición de valores.

De la misma opinión es Albert Enguix, gestor de GVC Gaesco Gestión, cuando recuerda que la clave en toda esta historia es que "la OPA no se debería hacer a 0,67 euros" porque la empresa vale más. De hecho, cree que el propio Fridman también lo piensa y por eso, Enguix se hace la siguiente reflexión." ¿Qué sentido tiene buscar el acuerdo de los bancos y luego lanzar la OPA a 0,67 euros? Si estás buscando el apoyo de los bancos, es porque crees que la compañía tiene valor a largo plazo", dice Enguix. A su modo de ver, lo más sensato, toda vez que el empresario ruso demostró ya su fuerza en la junta de accionistas, sería que Fridman retirara la oferta sobre la cadena y se centrara en crear valor.

¿Podría retirar Fridman su oferta? Es una posibilidad remota, dados los acontecimientos. No lo creo, porque él ahora mismo está fuera del consejo y ha quedado bastante que, o Fridman pone algo más de dinero o no va a mandar, como también ha quedado claro que él no pondrá ningún duro más hasta que mande", explican desde otra gestora. El problema, como resume otro veterano analista, es que "Fridman está muy incómodo, porque es el máximo accionista y no manda en DIA". Y claro, cuando se le paga a los bancos por un ampliación asegurada y él no dice nada, al final quién está perdiendo es la empresa. "Fridman quiere el control sí o sí", remacha este experto. 

Otro escenario es que el empresario ruso termine por plantearse una OPA de exclusión, aunque para eso tendría que salir victorioso de la primera oferta, de la que necesita la aceptación del 35%, porque la exclusión requiere el apoyo del 90% de los accionistas. De hecho, la CNMV ya recogió ayer esta posibilidad. Otra cosa es que se alcance el 90%.  "A estos precios, con lo que hemos visto en la última junta de accionistas y con la gran cantidad de minoristas que hay, es poco más o menos que imposible; ya de entrada no fueron muchos minoristas a la junta general y hay muchos que tampoco van a ir a la OPA, así que lograr más del 90% sería imposible, ni a este precio ni al doble. Es verdad que hay mucha gente que las tiene desde hace mucho tiempo y está harta, pero tampoco las van a regalar", resume otro gestor cuya intención es no acudir a la oferta de Letterone. Eso sí, la idea no es descabellada y podría tener ventajas para Fridman."Sí que es posible, para sacudirse el foco del mercado y quitarse de encima supervisión", dice Javier Flores. 

Entre quienes van a resistir y no atenderán la oferta de Letterone, siempre queda la esperanza de que aparezca un 'caballero blanco' que suba la apuesta, una opción que los profesionales ven difícil pero no imposible. "Le daba más posibilidades y es verdad que según pasan los días, estas opciones bajan algo más. Si aparece tiene que ser ya, de aquí a diez días. Tiene sentido que surja, porque las razones fundamentales están, sobre todo a estos precios. El problema es que tienes a alguien con un 29% y que sabes que te va a subir la oferta", recuerda otro gestor de fondos madrileño. 

Sin embargo, la sensación general es que muchos inversores ya han tirado la toalla. "Ya no es solo que DIA valga más que lo que se ofrece en la OPA, es que también entiendo que esta situación de incertidumbre es un poco aburrida, y con noticias todos los días en prensa, mucha gente psicológicamente decide olvidarse de esto", dice otro experto. Pero para Albert Enguix, esto es un error. "Hay que trabajar hasta el final, no importa si tienes mucha o poca inversión", explica.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista Inversión.