PSA y Renault niegan haber inflado el precio de piezas de repuesto

Los fabricantes automovilísticos franceses PSA y Renault han negado hoy que hayan inflado "artificialmente" los precios de algunas piezas de repuesto mediante un programa informático por un monto de 1.500 millones de euros en diez años, como publica hoy la prensa.

El sitio Médiapart indicó hoy, basándose en documentos del gabinete Accenture, que desde finales del año 2000 las dos compañías elevaron de forma "artificial" los precios de las piezas de recambio sobre las que tienen el monopolio de la venta.

Para ello recurrieron a un programa informático "milagroso" gracias al cual obtuvieron beneficios suplementarios que entre los dos suman 1.500 millones de euros, según la web.

Un portavoz de PSA aseguró hoy a Efe que la información es "infundada" y que el fabricante automovilístico "respeta el derecho de la competencia".

Una alusión a las insinuaciones de que la aplicación de ese sistema de fijación de precios se hizo de acuerdo con Renault, que, en declaraciones a Médiapart, desmintió también las informaciones y subrayó que las cifras citadas "no se corresponden" con las suyas.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.