Proyectos de éxito analizan hoy el turismo como fijación de la población

Jemma Markham, propietaria del hotel la Torre del Visco en Teruel, y Francisco Lacau, de la Asociación de Empresarios de Sierra de Guara (Huesca), pronuncian hoy la conferencia "La actividad turística como medio de fijación de la población", tercera del ciclo "Despoblación y desvertebración regional".

La charla tendrá lugar a las 19 horas en el Patio de la Infanta de Ibercaja en Zaragoza.

En esta ocasión ambos ponentes explicarán su experiencia al frente de iniciativas de éxito en el sector turístico de diferentes territorios aragoneses.

El hotel Torre del Visco dinamizó y actuó como establecimiento de calidad en la comarca del Matarraña, una zona que actualmente se distingue por un conjunto modélico de red de alojamientos, que se enmarca dentro de los establecimientos conocidos como "hoteles con encanto".

Por su parte, la zona de la Sierra de Guara también se ha distinguido por su dinamismo y por su capacidad de atracción de turismo nacional y extranjero. Alquézar, el río Vero y otros enclaves se han erigido como exponentes de una gestión excelente del turismo de calidad.

En este ciclo, la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País pretende analizar una serie de problemas estructurales a los que desde antiguo se enfrenta la economía aragonesa y son la causa de diversos desequilibrios.

En las sesiones, de periodicidad bimestral o trimestral, participan profesionales que ejercen su actividad en el territorio y que son actores principales en sus zonas de actuación; personas todas ellas de reconocido prestigio.

En las ponencias de este primer ciclo se están tratando temas como "Las causas de la despoblación", "El patrimonio como palanca de fijación de la población", "El turismo como freno a la despoblación rural" y "Los proyectos industriales como factor de desarrollo territorial".

La Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País es una institución promovida en 1776 por un conjunto de ilustrados preocupados en mejorar el bienestar de sus conciudadanos a través del fomento de la economía, la formación y otras iniciativas.

Desde su fundación, se preocupó por los problemas que lastraban el desarrollo de la región; así lo reflejó Ramón de Pignatelli en sus escritos.

En 1933, la Económica organizó la Primera Conferencia Aragonesa con el fin de sacar a la luz estos problemas, así como los retos que debía afrontar la sociedad. La Conferencia reunió a los principales personajes de la época y fructificó en la edición de una publicación. Con este mismo espíritu organiza ahora la Económica el Seminario "Economía y Progreso".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.