Patrimonio y sostenibilidad centran la oferta turística de Vitoria en verano

La concejala de Turismo del Ayuntamiento de Vitoria, Nerea Melgosa, ha presentado hoy parte de las actuaciones que se desarrollarán dentro de la oferta turística de la ciudad para el verano, que se centran en el patrimonio histórico y la sostenibilidad.

Melgosa ha recordado en rueda de prensa que a lo largo de estos meses se sumarán nuevas actividades, pero ha adelantado el grueso del programa para que los visitantes puedan preparar sus vacaciones.

Dentro de las habituales visitas a los diferentes edificios del Casco Histórico de la ciudad, como la catedral de Santa María, se suma la apertura de la torre de la iglesia de San Vicente al público tras dos años cerrada.

Además, en el resto de edificios históricos desarrollarán unas visitas especiales destinadas a que personas con diversidad funcional puedan realizar estos recorridos, en colaboración con la ONCE y otras entidades, y que abarcan tanto a las limitaciones físicas como las sensoriales.

Otra visita que se recupera es el de las visitas nocturnas a la catedral de María Inmaculada y a su museo de arte sacro, así como a su mirador.

Respecto a la oferta al público familiar, se han adaptado rutas por el Casco Viejo para que los niños descubran la ciudad.

Además, y bajo el sello de turismo sostenible Biosphere que ostenta Vitoria, se ha dotado a todas las actividades "ese componente de sostenibilidad", ha asegurado Melgosa.

Así, uno de los programas abordará el uso del agua y promocionará los jardines de la ciudad, "un patrimonio en el que muchas veces no se repara" y que buscan poner en valor.

El uso de bicicletas eléctricas para recorrer con ellas el Anillo Verde y el centro de interpretación Ataria también entran dentro de este apartado de turismo sostenible.

Otra de las actividades serán las rutas literarias, en especial de la novela "El silencio de la ciudad blanca", que coincidirán con el rodaje de la película "y se va a vender también como experiencia".

También habrá catas y talleres gastronómicos en la plaza de Abastos.

La ruta de los murales de "La ciudad pintada" también regresa con itinerarios para ver las diferentes creaciones en fachadas y con un programa de talleres que permitirán al visitante participar en la elaboración de dos nuevos murales, uno en el colegio Ramón Bajo del Casco Histórico y otro en una fachada del barrio de Ariznabarra.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.