Parc Samà se transmuta de jardín romántico a mayor parque de terror de Europa

El Parc Samà de Cambrils (Tarragona) se transmutará de jardín romántico ideado por el marqués de Marianao a mayor parque de terror de Europa, en el que los visitantes "sabrán que en cualquier momento, en cualquier rincón, los están buscando".

Así lo ha explicado hoy Francisco Javier Castillo, consejero delegado de Expertus, la empresa que ha liderado la propuesta efímera de Halloween Scream Nigthts de doce días de terror, con la perspectiva de repetir el año que viene.

El Parc Samà lo ideó el marqués de Marianao como "un capricho para los sentidos" con un jardín botánico, un lago, corzos, pavos reales y caballerizas que dibujan una atmósfera con un aire decadente idónea para "sentir experiencias".

Así, aprovechando los edificios nobles de finales del siglo XVIII, el bosque y la magnificencia de 14 hectáreas de terrenos con aire "mágico", los organizadores del Halloween Scream Nigthts transforman este antiguo escenario de fotos de boda y romanticismo en un escenario pavoroso.

Entre el 12 de octubre y el 10 de noviembre, en estas noches de terror noventa actores profesionales poblarán los rincones del parque, de modo que el visitante se sumergirá en un viaje de "sensaciones de experiencia", de las que saldrá "feliz, que es de lo que se trata".

El parque ya cuenta con el mayor laberinto de maíz de Europa para visitar de día y que, con esta propuesta, se convertirá en un reto terrorífico, en el que cada visitante deberá escoger su propia salida.

A caballo entre los genuinos pasajes de terror, parques temáticos, 'escape rooms' y videojuegos, las experiencias terroríficas se ofrecen moduladas en siete niveles y el último, llamado Claustrofobia, hay que afrontarlo en solitario.

Se ha optado por experiencias y sensaciones muy personalizadas, así que el tope máximo de visitantes es de mil al día, con la previsión de alcanzar los 12.000 en los doce días de esta propuesta, que no olvida al público familiar.

El nivel más bajo consiste en visitar a una secta que intenta convertir al visitante en uno de los suyos, en un escenario tenebroso, con sonidos espeluznantes, luces tenues y personajes siniestros que guían el camino aunque se desee no encontrarlos.

La idea es "sentir que te están buscando" continuamente, de modo que incluso se señalizan zonas de seguridad para "dar un respiro", según David Mayo, de la empresa Funeral Cabaret y director creativo del proyecto.

A lo largo del recorrido, al visitante le esperan sonidos reales del bosque y de los animales que lo pueblan, justo ahora que los corzos están en celo y el bramido de los machos es de un ronco muy característico, pero aterrador para quien lo desconozca.

También se ofrecen dos pasajes en los que el "visitante se convierte en jugador activo", según Diego de la Concepción, de World Real Games y en el que deberá escapar de personajes cinematográficos como tres "predators" y sortear múltiples peligros.

"Será muy real, con militares heridos suplicando ayuda", describe De la Concepción, en una atmósfera en la que no faltarán vísceras y sangre, aunque se contará con la escolta de marines de elite.

World Real Games también propone Dark Night, donde criaturas como los Mi-go o mujeres demoníacas de otros mundos reclaman cuerpos humanos para poder sobrevivir en su interior.

La alcaldesa de Cambrils, Camí Mendoza (ERC) y la concejala de Turismo, Mercè Dalmau (PDeCAT) han coincidido en señalar que el proyecto es fruto de la alianza de las empresas, Expertus Turismo y Ocio, el turoperador Europlayas, Funeral Cabaret e Imason Tarraco.

La propuesta ha supuesto una inversión de 150.000 euros y las entradas tienen un precio que oscila entre los 30 y los 55 euros.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.