Nadal hará todo "lo que pueda" para que plantas de carbón eficientes sigan

El ministro de Energía, Álvaro Nadal, ha dicho hoy que el Gobierno seguirá trabajando por mantener en el actual 'mix' energético la energía nuclear y el carbón, y hará "todo lo que pueda" para que las de esta última tecnología que sean eficientes y abaraten el coste de la electricidad sigan abiertas.

Nadal, que ha intervenido en un desayuno organizado por el diario El Economista, ha reconocido que con la entrada de más energías renovables en el sistema, surge un problema de sobrecapacidad, y habrá que cerrar centrales eléctricas, algo que ha dicho no había ocurrido hasta ahora.

En el caso de las centrales de carbón que continuarán abiertas, el ministro ha dicho que habrá que mirar "caso por caso" y ha indicado que, cuando coincida el interés local con el general, como ha ocurrido con las plantas de Lada, en Asturias, y Velilla, en Palencia, que Iberdrola quiere cerrar, el Gobierno defenderá su continuidad.

Ha insistido en que se trata de dos centrales rentables que, cada vez que han producido, han abaratado el coste de la electricidad pues entran con precios más bajos en el mercado mayorista.

En este sentido, ha señalado que sin esas dos centrales, de unos 300 megavatios (MW) cada una, en el mercado en los últimos tres años, en cada uno de esos años el coste hubiera sido 38 céntimos superior, lo que hubiera ocasionado casi 100 millones de euros de coste a los consumidores.

"Nos interesa producir con carbón", ha dicho Nadal, que ha añadido que su coste es más barato que el gas que se usa en centrales térmicas.

Respecto al real decreto que el Gobierno tramita para poder ampliar las causas para denegar el cierre de una central a su propietario, ha dicho que tardará, pero que la intención del Ejecutivo es hacerlo, pues no hay apenas nada regulado, ya que antes no se cerraban, pero eso ha cambiado con las renovables.

Ha recordado que sin nucleares el precio mayorista de la electricidad sería un 25 % superior y que cuando se produce el denominado "hueco térmico" por la falta de aportación de la generación hidráulica y de las renovables, la diferencia entre cubrirlo con generación a carbón, en lugar de gas, es un 15 % más barato.

Además, ha añadido que cumplir los mismos objetivos medioambientales, sería para España un 40 % más caro sin las nucleares y el carbón.

En su opinión, lo bueno sería mantener el actual 'mix', con una base nuclear, el uso de la hidráulica cuando haya, una mayor presencia de renovables, pues es donde más se está aumentando la capacidad, y térmicas de gas y carbón.

Nadal ha señalado que puede haber a alguno que le guste que el precio de la electricidad sea caro por cuestiones económicas, pero hay también posturas ideológicas que apuestan por un 'mix' energético caro.

En este sentido, ha recordado como un eurodiputado verde del norte de Europa le dijo en una ocasión que él quería que la electricidad fuera más cara en España para que se hicieran más renovables.

Por otra parte y respeto a la investigación abierta a España por la Comisión Europea (CE) por ayudas concedidas a las centrales eléctricas de carbón, el ministro ha insistido en que el Gobierno española argumentará que en 2017 las reglas establecían que no debían notificarse ni eran consideradas ayudas de Estado, por lo que el cambio de criterio al ser retroactivo conculcaría el principio de "confianza legítima" de las empresas.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.