Murcia, entre ciudades menos competitivas de España en turismo

Murcia, La Coruña, Burgos y León están a la cola de España en nivel de competitividad turística de entre 22 principales destinos urbanos españoles analizados en el informe UrbanTUR 2016, de la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur), que mantiene en el podio a Barcelona, Madrid y Valencia.

En el cuarto puesto de la lista está San Sebastián, que sube un escalón en comparación con la edición anterior, de 2012, de este Monitor de Competitividad Turística de Exceltur, que mide la posición de los 22 destinos urbanos más importantes de España.

No obstante, hay que tener en cuenta que en el estudio de 2016 se han incluido cuatro nuevas ciudades, Las Palmas de Gran Canaria, Murcia, Palma de Mallorca y Valladolid, y se han perdido dos, Oviedo y Toledo, que participaban en el informe anterior.

Málaga también avanza un puesto, hasta el quinto, mientras que Sevilla baja dos, hasta la sexta posición, seguida por Palma de Mallorca, Bilbao, Santiago de Compostela, Gijón, Las Palmas de Gran Canaria, Valladolid, Zaragoza, Córdoba, Santander, Granada, Salamanca, Alicante, Murcia, La Coruña, Burgos y León.

Del informe se desprende que la demanda turística de las 22 ciudades incluidas en esta nueva edición no ha dejado de crecer en los últimos años y el número de pernoctaciones en la oferta reglada hotelera se ha elevado un 20 % entre 2012 y 2016.

Este comportamiento hace que los niveles de demanda se sitúen muy por encima de los registrados antes de la crisis, un 33,8 % más sobre 2008, "dando muestra del dinamismo y atractivo de los destinos urbanos y su reflejo en la realidad española".

Paralelamente, se ha producido una eclosión de la explotación de viviendas por cortos periodos en alojamientos turísticos, gracias al impulso "indiscriminado" de nuevas plataformas tecnológicas, que ha provocado un crecimiento paralelo, "exponencial y desbordante", de la llegada de turistas a las ciudades, hasta alcanzar una dimensión cercana a la de la oferta tradicional regulada.

Dicha oferta disponible en las 22 ciudades analizadas ascendía en 2016 a 95.392 viviendas, que representa un total de 362.493 plazas, superando el número de las hoteleras (el 105,8 %).

Se trata del resultado de un "insostenible" aumento del 1.633,3 % desde 2012, lo que supone un ritmo del 104,4 % anual, advierte Exceltur.

Este contexto de fuerte aumento de la demanda ha generado en los últimos años situaciones puntuales de percepción de congestión en algunas ciudades y, en algunos lugares, el turismo ha pasado en tres años de ser visto como un sector "deseable a reprobable", ha alertado el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda.

El trabajo en conocimiento, planificación y ordenación del fenómeno de la conversión de viviendas en alojamientos turísticos es todavía muy reducido y que tan sólo Barcelona, debido a su crecimiento desbordante y a sus flagrantes efectos negativos sobre la convivencia ciudadana, ha adoptado medidas "notables" y está trabajando de forma decidida aunque indiscriminada para ordenar y controlarlo.

Sin embargo, sus esfuerzos se han visto ensombrecidos por la reciente aprobación del Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (PEUAT), que ha generado inseguridad jurídica y ha limitado el desarrollo de nuevos alojamientos en los barrios más turísticos de la ciudad, sin diferenciar entre los que generan mayor derrama económica y empleo (principalmente la oferta hotelera de mayor categoría) y las viviendas turísticas en alquiler por cortos periodos.

Del resto de ciudades, Málaga, Valencia, Sevilla, Madrid y San Sebastián han comenzado a trabajar en la cuantificación de la oferta, sin que lo hayan trasladado todavía a la definición y aplicación de medidas concretas para su ordenación y los medios para su cumplimiento.

El estudio también apunta a que el turismo ha perdido estatus y relevancia en los organigramas municipales y el presupuesto para el sector ha sido una de las partidas más utilizadas por los ayuntamientos para reducir el gasto.

Tan sólo se aprecia un mayor esfuerzo presupuestario en políticas turísticas en Barcelona (favorecido por los ingresos derivado de la introducción de la tasa turística), Gijón, León, Santiago de Compostela y La Coruña.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.