Merlin comprará menos activos e invertirá 200 millones en los que ya tiene

El consejero delegado de Merlin Properties, Ismael Clemente, ha asegurado hoy que la estrategia de la compañía pasa por "comprar menos y de forma mucho más selectiva" y por invertir 200 millones en los activos que ya tiene en cinco años para mejorar su posicionamiento.

Durante su intervención ante la Junta, Clemente ha explicado que desde su creación, la sociedad cotizada de inversión inmobiliaria (socimi) ha aprovechado las circunstancias del mercado para comprar a precios "muy buenos".

En la situación actual, es difícil que surjan oportunidades de compra a esos precios, por lo que ahora la creación de valor vendrá "de lo que ya tenemos en balance", ha apuntado.

Así, la compañía ha puesto en marcha un "ambicioso" plan de reformas con el objetivo de mejorar las rentas de los inmuebles y con el reto de incrementar los índices de ocupación de los activos provenientes de Metrovacesa, con la que se fusionó el año pasado dando lugar a la mayor inmobiliaria del país.

En declaraciones posteriores a la prensa, ha detallado que de los 200 millones que prevén invertir en reformas, 100 irán dedicados a oficinas y otros 100 a centros comerciales.

Por otra parte, ha destacado que "por fin" se empiezan a recuperar las rentas de forma significativa, incluso en oficinas, donde en algunas zonas ya se perciben mejoras de ocupación y mayor capacidad de pago por parte de los inquilinos.

La firma seguirá apostando fuertemente por el sector logístico, donde a día de hoy cuenta con 300.000 metros cuadrados en obras en ejecución, y por reducir deuda con el excedente de caja y mediante desinversiones (unos 50 millones en 2017).

Además, prevé recurrir a los mercados de deuda aunque aún no ha decidido si lo hará mediante la emisión de convertibles, deuda senior o la refinanciación de deuda bancaria.

Según Clemente, la compañía quiere refinanciar un préstamo cuyo saldo vivo asciende a unos 1.000 millones y con vencimiento a 2021 -extenderlo a 2015-.

Por su parte, el presidente de Metrovacesa, Javier García-Carranza Benjumea, ha explicado el nuevo plan de incentivos a directivos -aprobado por la Junta- y ha subrayado que subordinará, por primera vez, la rentabilidad del empleado a la rentabilidad del accionista y a la eficiencia de la compañía.

El plan a directivos 2017-2019 estará vinculado en un tercio a la evolución de la acción compañía en bolsa y será pagadero en efectivo.

Los dos tercios restantes irán vinculados al crecimiento del patrimonio neto (valor de los activos) de la compañía, por lo que no se pagará en "cash", sino en acciones, y los beneficiarios tendrán que esperar dos años para cobrarlo, con el objetivo de asegurar que no se destruye valor.

Para que el plan sea pagadero, la rentabilidad del accionista tendrá que crecer, al menos, un 24 % y hasta un máximo del 36 %, supuesto en el que costaría 112,5 millones de euros, frente a una generación de valor para los accionistas de 1.900 millones de euros, ha explicado García-Carranza.

Clemente ha destacado que dicho plan tiene en cuenta que la socimi entra en una fase de "estabilización" frente a la fase de crecimiento por la que ha pasado.

Ha recordado que la compañía pagará con cargo a las cuentas de 2017 un dividendo de 0,44 euros brutos, el 10 % más que con cargo a los resultados del año anterior.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.