Medio millar de autocares circularán diariamente por la estación de Atotxa

La nueva estación de autobuses de San Sebastián, que será inaugurada oficialmente mañana en Atotxa, tras una inversión de 32 millones de euros, registrará diariamente la circulación de medio millar de autocares y el tránsito de entre 8.000 y 10.000 viajeros por sus 18.000 metros cuadrados.

El alcalde de la ciudad, Eneko Goia, y el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, serán los encargados de inaugurar mañana, a la una de la tarde, la nueva infraestructura, que empezará a funcionar el sábado, a las cinco de la mañana, cuando el primer autobús saldrá de la terminal con destino a Loiu (Bizkaia).

El último autocar con salida desde la actual estación de Pío XII partirá a las tres de la madrugada en dirección a la localidad francesa de Biarritz.

La concejala de Movilidad y Transporte, Pilar Arana, ha realizado hoy una visita con los medios de comunicación por la nueva estación, que consta de una entreplanta y tres plantas y que cuenta con 21 dársenas.

La terminal de Atotxa tendrá tres entradas para los peatones cuando la urbanización exterior esté concluida, aunque, por el momento, los peatones podrán utilizar dos accesos, uno desde el ascensor o las escaleras del Paseo de Francia y otro por la entreplanta del pasadizo de Egia.

En la nueva estación circularán alrededor de 500 autobuses al día, operados por las compañías Lurraldebus (Pesa y EuskoTren), Alsa, La Baztanesa, Bilmanbus, La Burundesa, La Estellesa, Le Basque Bondissant, Socibus, Monbus y Atlassib, según datos facilitados hoy por el gobierno municipal donostiarra en un comunicado.

La infraestructura será utilizada de media cada día por entre 8.000 y 10.000 personas para sus desplazamientos a Bilbao, Vitoria, Pamplona, Loiu, Burgos, Madrid o Baiona (Francia).

La estación, cuya ubicación fue motivo de controversia entre los grupos municipales, tendrá una cafetería, una zona de máquinas de venta de productos y un quiosco, mientras que a partir de febrero se podrá hacer uso del servicio de consignas y en marzo está prevista la apertura de una administración de lotería.

La estación ha tenido un coste de 32 millones de euros, de los cuales 14,6 han sido financiados por el Ayuntamiento, 6 por la Diputación y el resto por la constructora Murias, que gestionará este espacio.

Esta inversión de 32 millones de euros engloba las obras de la propia estación y también la urbanización exterior.

El Ayuntamiento de San Sebastián ha anunciado que, tras el acto de inauguración de mañana, los ciudadanos podrán acceder al recinto ya que se habilitarán unas horas de "puertas abiertas" hasta las cuatro de la tarde.

La nueva estación unirá San Sebastián con diferentes localidades vascas y españolas y con destinos internacionales de Europa y Marruecos.

Las obras de construcción comenzaron el 20 de mayo de 2013, con retraso respecto a lo previsto, después de que Bildu, que gobernaba entonces el Ayuntamiento, planteara otra ubicación y un proyecto diferente en Riberas de Loiola.

Este emplazamiento fue rechazado por la mayoría del pleno municipal, que forzó a la coalición abertzale a aceptar la estación aprobada en la legislatura anterior, en la zona de Atotxa, donde mañana será inaugurada.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.