Marcos recuerda que impuesto azúcar necesita de nueva ley y consenso político

La consejera de Agricultura de la Junta, Milagros Marcos, ha recordado hoy en León que el nuevo impuesto del azúcar a las bebidas carbonatadas "necesita, como nuevo gravamen, de una ley que debe ser apoyada por el resto de grupos políticos y, por lo tanto, debe contar con un importante consenso".

Precisamente, la ministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, también de visita hoy en León, se ha replanteado la puesta en marcha de este nuevo impuesto hasta no contar con más consenso político.

Marcos ha recordado que la Junta ya se ha manifestado en contra de este impuesto y espera que el resto de formaciones entiendan el posicionamiento de Castilla y León y "lo importante que es el sector remolachero-azucarero para la Comunidad, sobre todo en un momento en el que finaliza el sistema de cuotas".

La consejera también ha asegurado que la Comunidad "tiene capacidad para seguir produciendo el 85% de azúcar del total nacional y crecer en el cultivo de la remolacha para producir gran parte del millón de toneladas que actualmente se importa de otros países".

El nuevo impuesto, que se quiere poner en marcha para luchar contra la obesidad infantil está provocando una fuerte contestación por parte del sector industrial y productor de Castilla y León.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.