Los trabajadores de estiba acusan a las empresas de no firmar el convenio

Los trabajadores de estiba del puerto de Valencia han acusado a la Sociedad de Estiba y Desestiba (Sevasa) de "mala fe empresarial, incapacidad e incompetencia" ya que han sido las empresas las que se han negado a firmar el convenio y han trasladado la responsabilidad a la patronal nacional, Anesco.

Los trabajadores han hecho hoy estas afirmaciones después de que ayer las empresas integradas en Sevasa solicitaran mediación jurídica y laboral a la patronal nacional ANESCO ante la "situación de bloqueo" en la negociación del convenio colectivo en los ámbitos de personal y funcional.

En un comunicado, los trabajadores han acusado a las empresas de "mala fe" ya que no hay "mejor medio para romper una negociación que emitir un comunicado en el que una de las partes pretenda desvelar las claves de la negociación imputando a la otra el fracaso del proceso".

Según la representación laboral, las empresas "pretenden romper la negociación y el acuerdo alcanzado, como lo han venido haciendo desde 2008", ya que faltaron a la verdad cuando dieron el visto bueno al acuerdo técnico del convenio (incluidos los ámbitos) y, posteriormente dijeron que no tenían capacidad para firmarlo y lo remitieron a Anesco para ser ratificado por los responsables estatales de las empresas".

"La dependencia de sus jefes de Madrid es entendible desde una perspectiva jerárquica, pero Valencia no se merece eso, pues tiene entidad suficiente para disponer de representantes empresariales que sepan lo que se traen entre manos y asuman su responsabilidad. Lo contrario es incapacidad e incompetencia", han asegurado.

Según los trabajadores, la falta de firma del convenio no tiene relación alguna con la legalidad del texto, que ha obtenido el visto bueno de numeros técnicos de despachos de abogados y profesores universitarios.

Consideran "un estupidez y una mentira" de las empresas afirmar que han aceptado la "totalidad de las solicitudes que la parte social ha querido integrar en el nuevo convenio", ya que la negociación ha sido "dilatada en el tiempo (por causa de los cambios de posturas entre las empresas) y muy compleja".

Han asegurado que en el convenio no están todas las reivindicaciones de los trabajadores, pero están dispuestos a "continuar el proceso de negociación si la voluntad de las empresas es aceptar nuestras peticiones".

Han insistido en que la "negligencia y la imprevisión de las empresas" es la causa de la falta de personal cualificado para atender la demanda de trabajo durante los meses de verano, ya que es un trabajo que no se puede hacer sin la cualificación y formación necesaria.

Recuerdan que en noviembre de 2015 se acordó el ingreso de 160 trabajadores para cubrir las necesidades del verano, pero a día de hoy Sevasa "aún tiene pendiente la incorporación de 85 trabajadores".

Han recalcado que "no hay conflicto pero tampoco hay personal suficiente para la actividad de los meses de verano".

En el comunicado se afirma también que el puerto de Valencia "está en buenas manos, las de los estibadores portuarios que hemos realizado un proceso de adaptación y profesionalización constante que ha permitido alcanzar un altísimo nivel de productividad que hace de Valencia un puerto competitivo en el ámbito internacional".

"Estamos dispuestos a realizar todos los esfuerzos necesarios para mantener e incrementar la competitividad, solo hace falta unos interlocutores competentes, que negocien de buena fe, que no falten a la verdad y que asuman la responsabilidad que les corresponde.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.