Los ganaderos acusan de pasividad a la Comunidad ante los ataques de lobos

Ugama, la Unión de Agricultores, Ganaderos y Silvicultores de la región ha denunciado hoy la pasividad de la Comunidad ante los ataques de lobos en municipios del Valle del Lozoya y de la Sierra del Rincón.

Ugama ha asegurado en un comunicado difundido hoy que están recibiendo "numerosas" llamadas para denunciar ataques de estos animales, algunos durante el día y cerca de núcleos urbanos, según la organización que dejan a su paso ganado muerto y herido.

Según Alfredo Berrocal, presidente de Ugama, hay explotaciones que "prácticamente sufren ataques de lobos todas las semanas".

El lobo ibérico ('canis lupus signatus') está protegido al sur del Duero, mientras que al norte sí están permitidas las batidas para reducir su población.

La agrupación de ganaderos denuncia que el Gobierno regional no ha cumplido con las medidas prometidas por la Consejería de Medio Ambiente como la construcción de refugios para el ganado, así como la celebración de reuniones periódicas.

Sin embargo, fuentes de la consejería han indicado a Efe que Medio Ambiente mantiene el compromiso de construir estos refugios y aseguran que se están celebrando reuniones y a la última de ellas, el 22 de junio, acudió Ugama.

La organización de ganaderos también critica que la Comunidad aún no haya convocado las ayudas de 2016 para paliar los daños que los ganaderos sufren por los ataques de los lobos.

Además, la agrupación pide al Gobierno regional que no haga distinciones entre lobos y perros asilvestrados pues sostienen que es "casi imposible" diferenciar al atacante y que la medida perjudicaría al sector.

Ugama también quiere que las ayudas incluyan otras consecuencias que achacan al ataque de lobos, como el descenso de la fertilidad de ovejas, cabras o vacas.

Desde la consejería han avanzado a Efe que esta convocatoria estará lista antes de que finalice el mes de agosto y han añadido que las organizaciones están al tanto de los trámites.

En 2015 se produjeron 91 ataques de lobos en la región, y este año aún no existen cifras oficiales, según Medio Ambiente.

Las ayudas pretenden compensar a los ganaderos por aquellos animales que hayan resultado heridos o muertos. El año pasado una veintena de explotaciones ganaderas recibió 46.000 euros por este concepto, de los 60.000 euros que estaban presupuestados.

Entre los años 2011 y 2015 la Comunidad de Madrid ha destinado 160.000 euros en compatibilizar la actividad ganadera con la conservación del lobo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.