Los 21 directivos de cúpula de TMB cobran de media 10.000 euros brutos al mes

Los 21 directivos que integran la cúpula de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) cobran de media 10.112 euros brutos al mes, ya que su retribución conjunta asciende a 2,5 millones de euros al año, con remuneraciones de hasta 135.545 euros anuales, sumando sueldo fijo y complementos máximos.

La empresa que gestiona el transporte público en el área metropolitana de Barcelona ha difundido hoy en su portal de transparencia las retribuciones de su cúpula, cumpliendo con una petición del Parlament en marzo pasado, en plena polémica por las huelgas en el metro y el bus y las quejas sindicales por la alta remuneración de los directivos de TMB.

En total, los 21 integrantes de la cúpula de TMB se embolsan al año en su junto 2.548.229 euros, mientras que el coste anual de los liberados sindicales del Bus alcanza los 1,9 millones de euros y los del metro los 1,5 millones.

El sueldo más alto en la cúpula de TMB corresponde al director de la red de Bus, Marta Labarta, con una retribución bruta anual máxima de 135.545 euros anuales, 120.000 en salario fijo y 15.545 como máximo en complementos, un salario que por poco no alcanza los 136.834 euros que percibe el presidente de la Generlitat.

El director de la red de Metro, Marc Grau, tiene una retribución brutal anual máxima de 135.532 euros, ambos en el cargo desde antes de las últimas elecciones municipales.

El consejero delegado, Enric Cañas, que ocupa el cargo tras las municipales de mayo del pasado año, tiene una retribución anual de 105.938 euros, íntegramente como salario fijo.

De los 21 cargos directivos de TMB, todos ellos tienen una remuneración superior a los cien mil euros anuales, a excepción del director ejecutivo de Márketing, Joaquim Balsera, ex alcalde socialista de Gavà (Barcelona), que se queda en una retribución de 83.000 euros, toda como salario fijo.

Tres miembros de la cúpula de TMB tienen una retribución anual máxima de 133.000 euros: el director el área corporativa de Recursos Humanos, Manuel Barriga; el director del área de Tecnología, Federic Pijoan, y el director del área técnica del Metro, Ramon Rosell.

Les siguen con las remuneraciones más altas dentro de la cúpula el director del área de control de gestión, presupuestos y auditoría interna, Adolfo Céspedes (132.792 euros), el director del área técnica de Bus, F.González Balmas (131.796 euros) y la directora ejecutiva económico financiera, Lola Bravo (130.532 euros).

Por su parte, el director del área de mantenimiento y proyectos de metro, Jordi Micas cobra 126.532 euros anuales; el director del área de asesoría jurídica, Albert Casanovas, 125.532 euros; la directora del área de transportes de Ocio, Montse Pérez, 123.220 euros; el director ejecutivo de innovación, tecnología y negocio internacional, Ramon Bacardí, 122.530 euros, y el director del área de negocio internacional, Guillem Camarasa, 120.332 euros.

Otros dos miembros de la cúpula de TMB tienen una retribución anual de 116.000 euros: la directora del área de personas de Bus, Anna Monferrer, y el director del área de comunicación y relaciones institucionales, Santiago Torres.

Les siguen el director del área de Operaciones de Metro, Jordi Mitjà (114.863 euros); el director del área de negocio, Enric Vilar (113.212 euros); el director del área operativa de Bus, Josep Manuel Morales (109.532 euros) y la directora del área de personas de metro, Mireia Clua (104.532 euros).

En cambio, ni la presidenta de TMB, Mercedes Vidal -actual concejal de BComú en el Ayuntamiento de Barcelona-, ni el vicepresidente de este ente, Antoni Poveda -alcalde socialista de Sant Joan Despí (Barcelona)-, obtienen ninguna remuneración por sus cargos, ya que ambos han renunciado expresamente a cobrar las dietas que les corresponden como consejeros de Ferrocarril Metropolitano y de Transportes de Barcelona, en ambos casos de 405 y 338 euros al trimestre, respectivamente.

También ha renunciado a sus dietas trimestrales en ambos consejos de administración el concejal de CiU en el Ayuntamiento de Barcelona Joaquim Forn -en su caso de 270 euros en ambos entes-, a diferencia del concejal de la CUP en Barcelona Josep Garganté, que sí que cobra las dietas de 541 euros al trimestre como consejero de Ferrocarril Metropolitano.

En declaraciones a Efe, Garganté, que además de concejal es conductor de autobús de TMB, ha afirmado que en su caso decidió cobrar estas dietas porque destina su importe a una "caja de residencia" para sufragar las sanciones a sus compañeros autobuseros en caso de multas por huelgas o protestas.

TMB prevé actualizar próximamente la información publicada hoy -que se limita a la cúpula y a los miembros del consejo de administración- para dar detalles sobre la política retributiva de toda la plantilla de la empresa.

Entre los trabajadores de TMB figura desde hace décadas Helena Rakósnik, esposa del expresidente de la Generalitat Artur Mas, aunque su sueldo no ha salido ahora publicado porque su cargo es de inferior categoría, al ser técnica comercial del área de transportes de ocio.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.