Leve mejora de abastecimiento en Brasil en noveno día de huelga de camioneros

La huelga de los camioneros en Brasil cumple hoy su noveno día pese al acuerdo anunciado el domingo por el Gobierno y la falta de productos básicos continuó, aunque con una leve mejora en el abastecimiento registrada en las últimas horas.

Las gasolineras de diversas ciudades, entra ellas Río de Janeiro, han sido abastecidas gradualmente, aunque las colas en los puestos continuaban siendo kilométricas debido a la escasez de combustible que ha afectado a millones de brasileños.

Los camiones de combustible han sido escoltados por militares y por la policía en medio de los bloqueos que aún mantienen algunos camioneros, que protestan desde hace más de una semana debido a las constantes alzas del precio del diesel por la presión del mercado internacional y la fuerte devaluación del real en los últimos meses.

Según el gobierno regional de Río de Janeiro, ocho millones de litros de combustible salieron de la refinería de Duque de Caxias.

Aun así, solo el 10 % de las gasolineras de Río han sido plenamente abastecidas, según el Sindicato de Comercio Minorista de Combustible, y se espera que la situación se normalice esta semana.

También en Río unos 300 camiones con alimentos fueron escoltados por el Ejército desde la vecina región serrana hasta la capital fluminense, principalmente hasta los mercados populares, a los que los productos comienzan a llegar.

En Sao Paulo, la ciudad más poblada y rica de Brasil y que la pasada semana decretó el estado de emergencia, la situación continuaba hoy siendo crítica.

El acceso al puerto de Santos, la terminal portuaria más importante de Latinoamérica, permanecía bloqueado, lo que está provocando pérdidas todavía incalculables a las empresas exportadoras.

Además, las 150 centrales productoras de azúcar y etanol de Sao Paulo tuvieron sus actividades paralizadas y las pérdidas pueden llegar a 180 millones de reales (unos 48,6 millones de dólares) por día, según la Unión de Industria de Caña de Azúcar.

El estado de Sao Paulo es el mayor productor de caña del país y responde por el 60 % del etanol y el azúcar fabricados.

El Gobierno de Brasil anunció la noche del domingo un nuevo acuerdo con los camioneros, que incluye una caída del precio del diesel de 0,46 reales (unos 0,12 dólares) por los próximos 60 días, pero muchos transportistas continuaron con los paros en la mayor parte del país.

El presidente de la Asociación Brasileña de los Camioneros (Abcam), José da Fonseca Lopes, denunció la víspera que hay "infiltrados" que "quieren derribar el Gobierno" y que amenazan a los transportistas que aceptaron la tregua.

"Ya no es el camionero quien está en huelga. Hay un grupo muy fuerte de infiltrados que están dejando los camiones atrapados en todas partes. Son personas que quieren derribar el Gobierno", expresó Fonseca.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.