Las ventas de vehículos bajan en enero en China tras el récord de 2016

Las ventas de vehículos bajaron en China en enero pasado un 1,1 % interanual hasta 2,22 millones de unidades, tras el récord de 2016 y el retorno parcial de un incentivo fiscal para los vehículos con motores menos contaminantes.

El Gobierno había reducido en octubre de 2015 el impuesto sobre las ventas (del 10 al 5 %) para los motores de hasta 1,6 litros de cilindrada, y en enero entró en vigor una nueva tasa del 7,5 %, antes de volver a su tipo normal del 10 % en 2018.

Además, este año las festividades del Año Nuevo chino (cuya fecha varía ya que se rige por el calendario lunar) cayó a finales de enero, por lo que la actividad económica en la segunda quincena del mes resultó afectada en general.

Las cifras, divulgadas hoy por la Asociación de Fabricantes de Automóviles de China, indican que las ventas de todo tipo de vehículos (incluyendo autobuses y camiones) alcanzaron 2,52 millones de unidades, con un mínimo incremento interanual del 0,2 %.

La producción mensual de vehículos bajó un 3,9 % hasta los 2,37 millones, añadió.

2016 se cerró con un récord de 24,38 millones de automóviles vendidos (un 15 % más), mientras que las matriculaciones de todo tipo de vehículos subieron un 14 % hasta los 28,03 millones de unidades.

En diciembre pasado, las ventas de automóviles habían subido un 9,5 % respecto al mismo mes de 2015.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.