Las frecuencias de tren reducidas en marzo no se recuperarán hasta septiembre

Servicios Ferroviarios de Mallorca (SFM) irá recuperando progresivamente las frecuencias de tren que se recortaron el pasado marzo y que no estarán totalmente activas de nuevo hasta septiembre porque dependen del proceso de formación de 25 nuevos maquinistas que se incorporarán al servicio.

El retorno de frecuencias, que se redujo un 30 % el pasado 17 de marzo, se ha conocido en la presentación por parte del conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, del Plan de Actuaciones 2017-2019 de SFM, centrado en la electrificación de líneas y la mejora en frecuencias y tarifas.

Pons ha dicho que el plan para mejorar el tren contempla inversiones en infraestructuras, nuevos servicios y una gestión de la empresa que permita una estabilidad de recursos materiales y humanos, ha informado la Conselleria en un comunicado.

El acuerdo con los trabajadores, que permitirá la incorporación progresiva de 25 maquinistas más a la plantilla y que se alcanzó la pasada semana, era necesario para iniciar la nueva etapa de SFM.

Un objetivo prioritario es dotar a SFM de recursos humanos suficientes para garantizar una estabilidad en el funcionamiento de la empresa, por lo que, como se acordó con los trabajadores, se iniciará el proceso de promoción interna para las 25 nuevas plazas de maquinista.

Entre los ejes principales figura además la prolongación de la electrificación de las líneas, a la que se destinarán 48 millones.

Empezará en junio, con el tramo desde Enllaç (Inca) a Manacor, con un presupuesto de 30,3 millones de euros.

Se prevé que en julio comience las del tramo hasta sa Pobla, actualmente en fase de licitación por 17,7 millones de euros.

SFM calcula que ambas obras terminarán casi al mismo tiempo, en el plazo de un año.

Pons ha destacado que la electrificación permitirá mejorar frecuencias porque, como no habrá que parar para hacer transbordo en s'Enllaç, el viaje completo a Manacor que ahora dura 60 minutos tardará en torno a 50, lo que permitirá disponer de más frecuencias.

El conseller ha apuntado que, para el trayecto más largo, el de Manacor, la previsión es tener frecuencias cada 40 minutos, por lo que el tiempo de espera disminuirá en 20 minutos.

Completarán las mejoras en infraestructuras un plan de renovación de estaciones, que incluye habilitación de aparcamientos para vehículos y bicicletas y de puntos de recarga de vehículos eléctricos, y otro de eliminación de pasos a nivel.

También está prevista la revisión progresiva del sistema tarifario. A partir de junio se reducirá el precio del billete sencillo un 10 %.

 Además se modificará el sistema tarifario, que pasará de los abonos actuales a una tarjeta monedero que premiará los usuarios más fieles (por ejemplo, con una reducción progresiva del precio en función del número de viajes), y determinados perfiles sociales como jóvenes, mayores, pensionistas y parados.

Este sistema se aplicará también a los autobuses.

Además se mejorará la comunicación a los usuarios con una ampliación de los sistemas de megafonía y nuevas herramientas como el uso de WhatsApp, información presencial y cartelería.

Como ya se hizo entre los usuarios de los autobuses interurbanos, se llevará a cabo un proceso participativo para definir la introducción de mejoras en los derechos de los usuarios, como el acceso con bicicletas y animales de compañía.

En cuanto a la eficiencia energética, al hecho de que el tren funciona con energía de fuentes renovables hasta s'Enllaç, se sumará la puesta en marcha de proyectos de reutilización de energía y de fomento del autoconsumo energético en las estaciones.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.