La Unión exige incluir a agricultores cacereños de tomate en reducción IRPF

La Unión de Extremadura ha exigido hoy al Gobierno central que incorpore a los agricultores de tomate de la provincia de Cáceres a la anunciada rebaja del IRPF, una respuesta tributaria dirigida a compensar las pérdidas económicas derivadas de las adversidades climatológicas.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó el pasado 2 de abril una reducción para el periodo impositivo 2017 de los índices de rendimiento neto aplicables sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en el sector agrícola, e incluía una rebaja para el sector del tomate en la provincia de Badajoz -del 0,26 al 0,18 por ciento-, pero para la de Cáceres, al parecer por un error administrativo.

Dicho error afecta a más de 800 agricultores en la provincia de Cáceres, quienes tendrán que pagar a Hacienda 2,6 millones de euros más si finalmente no se corrige el texto normativo, han añadido fuentes de la citada organización agraria.

Un mes después de este olvido, los productores de tomates de Cáceres, con unas 4.540 hectáreas, no pueden hacer la declaración del IRPF ya que ninguna administración no ha resuelto este problema.

Según estimaciones de La Unión, y a modo de ejemplo, una explotación media de tomates en Miajadas pagará 5.840 euros más que una que se encuentre en Don Benito.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.