La presidenta de TMB, tras publicar sueldos:"Estamos para abrir las ventanas"

La presidenta de TMB, Mercedes Vidal, ha asegurado hoy que la publicación de los salarios de los 21 directivos del ente, que se reparten al año 2,5 millones de euros, demuestra que el equipo de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha llegado a las instituciones "para abrir puertas y ventanas".

TMB desveló ayer en su portal de transparencia que los 21 directivos que integran la cúpula del ente cobran de media 10.112 euros brutos al mes, ya que su retribución conjunta asciende a 2,5 millones de euros al año, con remuneraciones de hasta 135.545 euros anuales, sumando sueldo fijo y complementos máximos.

En un mensaje colgado en las redes sociales, Vidal, que es concejal de BComú en Barcelona y fue nombrada presidenta de TMB en agosto del pasado año, una vez que Ada Colau fue elegida alcaldesa de la capital catalana, ha destacado que la publicación de los suelos de la cúpula responde a la "exigencia de una ciudadanía crítica".

"La publicación de esta información debería haber sido la norma hace tiempo. La transparencia es una cuestión de cultura democrática básica, pero la realidad es que no es así, y tanto en la administración municipal como en la metropolitana el avance en transparencia en este último año ha sido muy notable", ha sostenido.

En su escrito, Vidal remarca que no existen muchas empresas de transporte público que ofrezcan datos con el mismo nivel de transparencia, pero las que lo hacen sí que ayudan a "contextualizar" los datos de TMB, como por ejemplo Transport for London, cuyos directivos cobran entre 150.000 y 350.000 libras al año (175.000 y 409.000 euros al año) o la empresa pública Genovesa, con salarios de los directivos que oscilan entre los 76.000 y los 149.000 euros.

Además, en declaraciones a TV3, Vidal ha apuntado que la política retributiva de TMB, una empresa con cerca de 8.000 trabajadores, se tiene que "evaluar en su conjunto".

Para Vidal, tras la publicación de las retribuciones de la cúpula de TMB, unos datos largamente reivindicados por los trabajadores y sindicatos de la compañía, se concentra el "esfuerzo de mucha gente" y especialmente "la exigencia de una ciudadanía crítica".

Esa ciudadanía crítica, ha remarcado Vidal, es la que ha empujado a BComú a emprender el camino de la transparencia en las instituciones.

"Desde Barcelona en Comú somos muy conscientes de la necesidad de dar respuesta a este derecho, exista o no una ley de transparencia. Entre otras cosas, estamos en las instituciones para abrir puertas y ventanas, compartimos este anhelo con mucha gente, nos haya votado o no, y nos debemos a todo aquel que busca este mismo objetivo", ha asegurado.

Vidal también asegura en su mensaje, divulgado en Facebook, que seguirán avanzando en la difusión de datos internos de TMB, siguiendo las directrices de la ley de transparencia.

Tanto Vidal como el vicepresidente de TMB, Antoni Poveda -alcalde socialista de Sant Joan Despí (Barcelona)-, no obtienen ninguna remuneración por sus cargos, ya que ambos han renunciado expresamente a cobrar las dietas que les corresponden como consejeros de Ferrocarril Metropolitano y de Transportes de Barcelona, en ambos casos de 405 y 338 euros al trimestre, respectivamente.

Al respecto, la CGT ha advertido hoy de que las remuneraciones de los 21 miembros de la cúpula "son sólo una parte, y no la más numerosa, del coste de los directivos".

"Queda demostrado que los sueldos de los 21 altos directivos publicados son astronómicos, si tenemos en cuenta que son incapaces de gestionar el Metro pensando en el servicio que ofrecemos al ciudadano", remarca la CGT en un comunicado.

Para esta plataforma sindical, todavía falta conocer la retribución de los más de 80 "directivos que, camuflados como responsables de Unidad o responsables Técnicos de los ámbitos organizativos, forman parte de la cadena directiva como gerentes de línea, operativos, responsables de taller, con sueldos de más de 80.000 euros".

"A la CGT no nos indigna exclusivamente los sueldos publicados o los que siguen camuflados, lo peor es el despilfarro económico que sus decisiones les cuestan a los ciudadanos", sostiene CGT, que pone como ejemplo que se inviertan dos millones anuales para alquilar una máquina pulidora de carril y el personal externo para usarla, pese a que TMB tiene en propiedad una máquina similar que ha sido arrinconada. EFE.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.