La decimocuarta balsa de riego de Baleares funcionará en verano en Montuïri

Baleares cuenta con trece balsas de riego que reutilizan agua depurada para uso agrícola, a las que se sumará otra en Montuïri que está en obras actualmente y que empezará a funcionar antes del próximo verano.

El Govern ha destinado 3.847.476 euros en cuatro años a actuaciones para favorecer la reutilización de agua depurada para el riego, que utilizan 679 regantes en unas 500 hectáreas de terreno, ha informado en un comunicado la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, con motivo de la visita del conseller Vicenç Vidal a las obras de la balsa de riego de Algaida-Montuïri.

El alcalde de Montuïri, Joan Verger, la alcaldesa de Algaida, Maria Antònia Mulet, y el director general de Agricultura y Ganadería, Mateu Ginard, han acompañado al conseller en la visita a esta balsa que dará servicio a 19 regantes, con una superficie de riego de 17 hectáreas y que ha comportado una inversión de 799.273 euros.

Esta nueva balsa se sumará a la de Formentera, que se puso en funcionamiento en noviembre, después de 9 años sin uso. Tiene una capacidad de 88.000 metros cúbicos, aptos para regar 114 hectáreas y dar servicio a 69 regantes de la isla a través de 24 kilómetros de sistema de riego.

Además ha empezado la obra de ampliación de la balsa de riego de Inca, con un presupuesto de 456.740 euro. Se han comprado 3,5 kilómetros de cañerías que beneficiarán a 7 regantes con una superficie de riego de 175 hectáreas antes de que acabe el año.

Vidal también ha recordado que el impuesto del turismo sostenible financia con 2 millones de euros otra actuación de este cariz: la primera fase de la balsa de riego de Porreres, que consistirá en su construcción y su conexión con la depuradora. La segunda fase servirá agua a 156 regantes con una superficie de riego de 200 ha.

Por otra parte, se prevé que esté terminada en julio una de las reparaciones de las infraestructuras de riego afectadas por las inundaciones del Llevant de Mallorca, el pasado mes de octubre, en concreto en la balsa de riego de Artà-Capdepera, con 201.000 euros de presupuesto.

La reparación del transformador de la balsa de Artà, por 21.000 euros, está pendiente del suministro eléctrico para dar servicio a 177 regantes con una superficie de riego de 142 ha.

Baleares es la tercera comunidad que más reutiliza las aguas residuales tratadas, con un 45 %, lo que supone un aumento del 15 % en cuatro años.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.