La CE acepta la compra de la estadounidense SanDisk por Western Digital

La Comisión Europea (CE) dio hoy luz verde a la compra del fabricante estadounidense de dispositivos de memoria flash SanDisk por parte de la empresa de almacenamiento Western Digital, también de EEUU, al considerar que la operación está en línea con las normas comunitarias de competencia.

La CE informó en un comunicado de que no ha detectado que la transacción afecte negativamente la competencia en Europa.

El pasado octubre, Western Digital anunció un acuerdo para la compra del SanDisk por alrededor de 19.000 millones de dólares (unos 16.966 millones de euros).

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, expresó su satisfacción por la rapidez con que la CE dio su visto bueno a la operación, para que "pueda salir adelante sin retraso" en un sector que evoluciona muy rápidamente.

"Hemos trabajado eficazmente en cooperación con nuestros socios de Estados Unidos para examinar esta adquisición en el estratégicamente importante sector de las tecnologías de la información y hemos concluido que no acarreará efectos adversos ni para los clientes minoristas ni para los comerciales", declaró.

Western Digital y SanDisk fabrican soluciones digitales de almacenamiento, como discos duros o dispositivos basados en memoria flash.

En su investigación, la CE encontró que el solapamiento de las actividades de las compañías estaría "limitado" al mercado de almacenamiento en memoria flash para empresas.

Consideró que, aunque la nueva entidad combina una cuota de mercado "relativamente alta", la transacción "no plantea problemas de competencia", ya que rivales como Intel, Toshiba, Micron o Samsung "están activos en el mercado y seguirán ejerciendo presión competitiva".

Respecto al vínculo vertical entre las actividades de SanDisk en la producción de memorias flash y las soluciones de almacenamiento para empresas, la CE concluyó que la nueva entidad no podrá impedir el acceso de sus competidores a ese mercado y que éstos mantendrán una clientela suficiente.

Así, la Comisión decidió que la transacción, que le fue notificada el pasado 22 de diciembre, no afectará a la competencia en la UE.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.