La bajada de precios y las lluvias dejan 75 millones de pérdidas en Castellón

Un estudio de La Unió de Llauradors i Ramaders cifra en 75 millones de euros las pérdidas de la actual campaña citrícola para los productores de la provincia de Castellón.

Según la organización agraria, la diferencia de precios entre la actual campaña y la del año pasado y el exceso de humedad debido al temporal de lluvia de finales de noviembre, que ha acabado dañando el fruto, ha hecho que el volumen de ingresos que los citricultores castellonenses dejarán de recibir este año se aproxime "a los 75 millones de euros".

Según el secretario general de La Unió, Ramón Mampel, también ha influido en la bajada de precios "el efecto psicológico de Sudáfrica", en alusión a la petición lanzada desde el comercio y las cadenas de distribución a los productores de bajar la cotización del cítrico local para no acudir a comprar al mercado del país africano.

La variedad con más pérdidas es la clemenules, la predominante en la provincia de Castellón, cuyos productores arrastran unas pérdidas "de casi 57 millones de euros como consecuencia del recorte de precios, un 35% inferiores a los de la pasada campaña, y los daños en la fruta por la humedad", han indicado desde la organización agraria.

Tampoco se han librado de la caída de precios las variedades de mandarinas más tempranas (arrufatina, orogrande, oronules y clemenvilla).

Entre ellas destaca el descenso de precio registrado por la variedad orogrande, de hasta un 57%, mientras que la naranja navelina "lleva la misma tendencia decreciente y su cotización se sitúa ya un 21% a la baja respecto a la campaña de 2015/2016", han indicado las mismas fuentes.

El sector citrícola ha sido crítico con el comercio provincial, "uno de los principales causantes de que la campaña esté como está", ha dicho Mampel, en referencia a la importación por parte del sector comercial de cítricos de Sudáfrica "cuando la campaña aquí ya estaba en marcha".

"Importar de Sudráfrica es legal, pero también es legal decirle a la opinión pública qué comercio está importando cítricos teniendo producto aquí", han añadido desde La Unió.

Desde la organización agraria han mostrado su voluntad de "diálogo" y "convivencia" con el sector comercial para alcanzar una solución, "pero para ello hay que tener respeto y dignidad por el producto", han concluido.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.