Incautada parte de una propiedad del padre de Di Maio por presencia escombros

La Policía italiana ordenó hoy la incautación parcial de una propiedad del padre del ministro de Trabajo de Italia, Luigi Di Maio, por la presencia de una serie de escombros, residuos de demolición y restos de obras, informaron medios locales.

El padre de Di Maio, Antonio Di Maio, es propietario de una parte de este terreno en la que teóricamente no deberían existir edificios, pero los mapas satélite sí muestran construcciones.

El terreno, propiedad al 50 % de Antonio Di Maio, es la sede de su empresa de construcción Ardima, que en los últimos días se ha visto envuelta en un escándalo tras las denuncias de tres trabajadores que aseguran haber cobrado en negro.

La policía municipal de Mariglianella, en Nápoles (sur), acudió a las 10.00 horas locales (9.00 GMT) a este espacio, después de que el consistorio de la ciudad solicitara una inspección para verificar si algunas de las ruinas del terreno son ilegales.

Los agentes encontraron escombros, residuos de demolición y restos de obras y por ello ordenaron incautar la parte del terreno que es propiedad del padre del líder del antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5S) y vicepresidente del Gobierno italiano.

Las investigaciones deben verificar ahora los datos catastrales y comparar la documentación del ayuntamiento con la aportada por la familia Di Maio.

El padre de Di Maio se ha visto salpicado en los últimos días por un escándalo que ha destapado un programa de televisión del grupo Mediaset, de la familia de Silvio Berlusconi, cuando un trabajador denunció que había cobrado en negro, una acusación a la que siguieron otras dos más.

La sociedad Ardima, que se ocupa de construcción, pertenece actualmente a partes iguales al ministro y líder del M5S y a su hermana, Rosalba.

Di Maio ha recibido por ello críticas de la oposición y se ha justificado diciendo que durante muchos años no había tenido una buena relación con su padre y no conocía qué se hacía en la empresa.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.