Huawei ve "sin evidencias" las acusaciones de los EEUU: "No tienen sentido"

El presidente rotativo de Huawei, Guo Ping, ha rechazado este martes las acusaciones "sin evidencias" de los Estados Unidos sobre la seguridad de la tecnología 5G que desarrolla esta empresa china: "No tienen sentido", ha aseverado.

En una conferencia en el Mobile World Congress (MWC), Guo Ping ha afirmado que Huawei no cuenta con 'back doors' -"puertas traseras" diseñadas para controlar de forma maliciosa equipos ajenos infectados- y que se toma "muy seriamente" todo lo relativo a la seguridad, al tiempo que ha defendido que la empresa ni espía ni dejará que nadie espíe a través de ella.

Estas declaraciones llegan después de que la diplomacia estadounidense haya estado presionando a países aliados y a sus proveedores de internet y servicios inalámbricos para que eviten a Huawei, el mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones y el segundo de teléfonos inteligentes del mundo, diciendo que Pekín podría forzarla a espiar o desactivar sus redes.

Guo Ping ha hecho irónicas referencias al presidente de los EEUU, Donald Trump, y ha cuestionado veladamente la seguridad del manejo de los datos que lleva a cabo este país, citando en este punto el caso del informante y antiguo empleado de la CIA y de la NSA Edward Snowden.

Además, ha señalado la "ironía" de que sean los EEUU quienes acusan a Huawei después de que ese país aprobara el año pasado la Cloud Act, una norma que difumina las fronteras de internet al establecer unas bases sin precedentes que permiten a EEUU y a otros países llegar a acuerdos para acceder a información relacionada con usuarios y almacenada por compañías tecnológicas más allá de su territorio.

"Prometemos que no hemos hecho nada mal", ha insistido Guo, que ha reclamado que se establezcan "estándares unificados" y una "regulación clara".

Ha dicho, en este sentido, que Huawei apoya plenamente el Esquema de garantía de seguridad de equipos de red (Nesas, por sus siglas en inglés) propulsado por GSMA, la organización del Mobile World Congress.

Los desencuentros entre Huawei y los EEUU se han acrecentado desde el pasado mes de diciembre.

La Fiscalía federal estadounidense abrió en enero una investigación a Huawei por un presunto delito de robo de secretos comerciales a sus socios en la primera economía del mundo.

Además, EEUU solicitó en diciembre a Canadá la extradición de la directora ejecutiva de Huawei, Meng Wanzhou, en lo que se entendió como una vuelta de tuerca de EEUU en sus indagaciones en torno a las actividades del conglomerado, y esta semana fue detenido otro alto cargo de la empresa en Polonia por un presunto delito de espionaje.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.