Gil Rosiña sobre el proyecto de ocio: No poner peros antes de empezar a andar

La portavoz de la Junta de Extremadura, Isabel Gil Rosiña, ha reclamado hoy, en referencia al proyecto de ocio de Castilblanco (Badajoz), "no poner peros antes de empezar a andar", ya que hace apenas 24 horas que se ha registrado en la Administración regional.

Gil Rosiña ha hecho estas declaraciones, al término del Consejo de Gobierno, a preguntas sobre si este proyecto puede entrar en contradicción con la petición de que La Siberia sea declarada Reserva de la Biosfera y con la estrategia de economía verde y circular.

La portavoz del Ejecutivo regional ha hecho una llamada a no tener "prisas", a pensar "en grande" y a mirar al futuro con esperanza, ya que por primera vez a llegado a Extremadura un proyecto de "magnitudes desconocidas".

Ha recordado que la Ley Extremeña de Grandes Instalaciones de Ocio (LEGIO), aprobada en julio a propuesta del PSOE, responde a la "filosofía" de desarrollo ambiental y de economía verde y circular que viene desarrollando la Administración regional.

Gil Rosiña ha señalado que se ha creado un marco jurídico para poder explotar el agua y el paisaje de Extremadura, con el "único pero", ha precisado, de "la seguridad jurídica y legal" que da la LEGIO.

En este sentido, ha indicado que esta ley establece los mecanismos para evaluar y dar legalidad o no al conjunto de actividades que incluye este complejo de ocio.

Sobre las infraestructuras de transporte que necesitará el proyecto, Gil Rosiña ha manifestado que Extremadura reclamará ante el gobierno de turno y ha advertido de que si sigue adelante no será ya un proyecto de la región, sino de toda España.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.