Figueruelas pierde el Mokka pero gana el Adam y seguirá con el nuevo Corsa

La nueva generación del Opel Corsa y el Adam se producirán en la planta de General Motors de Figueruelas (Zaragoza), que pierde la fabricación del Mokka, cuyo sucesor, el SUV Mokka X, se trasladará a partir de 2019 a la planta de Eisenach (Alemania).

Estos procesos responden a la nueva estructura productiva de Opel en Europa, que, según ha dicho el vicepresidente de Manufacturas de Opel, Philip R. Kienle, "hará que la producción sea mucho más eficiente", han informado fuentes de la compañía automovilística en una nota de prensa.

La decisión también está respaldada por el comité de empresa europeo, cuyo presidente, Wolfgang Schäfer-Klug, ha afirmado que "la nueva distribución de cada modelo en las instalaciones de fabricación permite grandes ventajas en sinergias de producción" y supone "un importante paso para el futuro".

Schäfer-Klug ha subrayado, asimismo, que la decisión asegura los puestos de trabajo en las plantas española y alemana al tiempo que abre nuevas perspectivas de futuro para ambas "con interesantes productos".

Por su parte, el jefe de Distrito del sindicato IG Metal, Jörg Köhlinger, ha coincidido con la opinión del presidente del comité de empresa respecto a las garantías para asegurar el futuro de dichas factorías, y ha incidido en que "la implementación de un convenio colectivo de futuro muestra lo beneficioso del acuerdo para las dos plantas".

En España, hasta final de noviembre se vendieron 15.718 unidades de Opel Mokka y Mokka X, 25.030 modelos Corsa y 2.618 ADAM.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.