Ferrovial, abierta a compras estratégicas siempre que ayuden al crecimiento

El consejero delegado de Ferrovial, Íñigo Meirás, ha insistido hoy en que, entre las prioridades de la compañía, se encuentra el crecimiento rentable, orgánico y también alguna compra estratégica siempre que ayude al crecimiento futuro.

Durante su intervención en la junta de accionistas, ha añadido que la compañía tiene una liquidez y capacidad de inversión que podría llegar hasta los 4.000 millones de euros en este momento.

Asimismo, ha recordado que la empresa sigue enfocada, principalmente, en los mercados de la OCDE y ha abogado por mantener la disciplina financiera, la generación de caja y la sostenibilidad.

En este sentido, Meirás ha agregado que de cara a 2016 la compañía parte de un crecimiento importante en el año pasado del 10 % de las ventas. Además, suma una cartera de construcción y de servicios de 31.500 millones de euros.

Meirás ha insistido también en continuar con el proceso de rotación de activos no estratégicos, al tiempo que ha avanzado que el año que viene Australia aparecerá en las cuentas como el tercer mercado tras la compra de Broadspectrum, una operación que tendrá un impacto en la deuda de 300 millones -menos de un 10 %-. "No es un movimiento agresivo en ningún caso", ha añadido.

También ha recordado que el grupo está acometiendo un proceso para ajustar los negocios a la nueva coyuntura de restricciones presupuestarias del Reino Unido.

Por lo que respecta al dividendo, el presidente de Ferrovial, Rafael del Pino, ha afirmado que el principal objetivo es crear valor para el accionista, algo que requiere un equilibrio entre la retribución al accionista y el aumento del valor de la acción.

"En este espíritu está trabajando la compañía. No sé si es suficientemente generosa", ha añadido Del Pino.

En este sentido, ha recordado que se han distribuido 532 millones de euros entre dividendos y plan de recompra de acciones (lo que conlleva un retorno del 31 % para los accionistas) y que para 2016 se propone un nuevo incremento tanto del dividendo flexible en un 2,4 % como del plan de recompra de acciones propias en un 3,8 %.

La junta ha aprobado todos los acuerdos que figuraban en el orden del día, entre ellos la reelección del consejo, una reducción de capital social mediante la amortización de cerca del 2,7 % del capital y que conlleva una inversión máxima de 275 millones de euros, el dividendo flexible, así como el nuevo programa de retribución al accionista.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.