Expertos instan a elevar el uso de biocombustibles para reducir contaminación

Varios expertos subrayaron hoy la importancia de elevar el uso de los biocombustibles e instaron a los gobiernos a "moverse en esa dirección" para mejorar la calidad del aire de las ciudades con problemas de contaminación.

A esta conclusión llegaron en la primera jornada de la tercera Conferencia Internacional de Biocombustibles, que se celebra en la ciudad colombiana de Medellín con la participación de delegaciones de Brasil, Colombia, Reino Unido, Estados Unidos, España y Bélgica.

"La contribución de los biocombustibles es extraordinaria en la reducción de la emisiones contaminantes. Hay que moverse en esa dirección porque es demostrablemente bueno", expresó a Efe el presidente ejecutivo de la Federación Nacional de Biocombustibles de Colombia, Jorge Bendeck.

Fijó además como un paso determinante "crear consciencia de la problemática" para que la gente se movilice y exija cambios orientados a mitigar los efectos nocivos que ha tenido en el ambiente el uso de combustibles fósiles.

"Sabiendo sus ventajas y bondades, se multiplicarán acciones", sentenció.

Bendeck comentó que Brasil aparece como un espejo interesante para varias naciones de la región latinoamericana como el segundo mayor usuario mundial de biocombustibles, después de Estados Unidos, y subrayó que sus habitantes "lo exigen y lo compran".

Para él, un país como Colombia, que actualmente tiene a ciudades como Medellín y Bogotá en contingencia ambiental por la calidad de su aire, pierde una ocasión maravillosa al no utilizar combustibles ultramodernos en niveles que permitan tener una atmósfera respirable.

Consideró además que el mundo lo "ha comprobado, o si no Brasil no tendría el 27 % de mezcla obligatoria" de biocombustibles con combustibles fósiles.

La estadounidense Sarah Mark, coordinadora de Flota e Instalaciones para la Ciudad de Moline (Illinois), que cuenta con más de 700 vehículos o "piezas de equipo de combustible", relató que no han sufrido traumatismos al hacer la transición hacia el biodiésel de soja, del que utilizan un 20 % en sus mezclas (B20).

"Es importante para nosotros hacer lo que podamos para mejorar la calidad del aire de nuestra comunidad, para nosotros también tiene sentido en términos económicos", afirmó.

Aseguró que durante el tiempo que han implementado biocombustibles no han tenido problemas en "relación a pérdidas del desempeño" de máquinas y vehículos.

"Queremos seguir experimentando con mezclas más altas del biodiésel en el futuro, pero en este momento estamos disfrutando el B20", dijo Mark.

Para el experto colombiano Carlos Graterón Santo, director técnico de Fedebiocombustibles, de forma inmediata las ciudades pueden solucionar el problema de la calidad del aire "con mayores mezclas" en sus combustibles líquidos para reducir la presencia de elementos contaminantes.

Indicó que estima que el uso de biocombustibles "anualmente reduce al menos unas 800 toneladas de material particulado en la atmósfera", algo que equipara a sacar a unos 50.000 camiones de la circulación.

Asimismo, subrayó que no existe una única "solución mágica", pero para reducir los problemas de contaminación propone crear una "canasta de energéticos", en la que por supuesto caben el bioetanol, el biodiésel y la electromovilidad, entre otros.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.