Ericsson anuncia depreciaciones por 1.444 millones euros en último trimestre

El grupo de telecomunicaciones sueco Ericsson anunció hoy depreciaciones de activos por 14.200 millones de coronas (1.444 millones de euros) que serán incluidas en el balance del cuarto trimestre de 2017, pero que no afectarán a su tesorería.

La compañía sueca se verá afectada además por un gasto de 1.000 millones de coronas (102 millones de euros) relacionado con una revaluación de sus activos por impuestos diferidos en Estados Unidos, debido a la bajada del impuesto de sociedades en ese país.

"Las depreciaciones y la revaluación de activos por impuestos influirá en los ingresos netos del cuarto trimestre, pero no tendrá impacto en el 'clash flow' (flujo de caja) ni en la situación de liquidez de ese parcial, que seguirá siendo sólida", señaló la empresa en un comunicado.

El deterioro de activos está vinculado principalmente al "goodwill" (fondo de comercio) y es el resultado de una prueba de depreciación anunciada el mes pasado en relación con la nueva estructura interna de la compañía.

Ericsson resaltó que la mayor parte del "goodwill" proviene de inversiones de hace diez años o más, tendrá "relevancia limitada" en su negocio futuro y no afectará "a su compromiso de ejecutar sus estrategias e invertir en tecnología para respaldar el éxito de sus clientes".

El grupo sueco, que atraviesa problemas económicos en los últimos años, presentará su resultado anual el próximo día 31.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.