Endesa detectó el año pasado 1.782 fraudes eléctricos en Baleares

La compañía eléctrica Endesa detectó durante el año pasado en Baleares 1.782 casos de fraude eléctrico, principalmente conexiones directas a la red por parte de usuarios sin contrato.

Según ha informado hoy la empresa en un comunicado, los casos del archipiélago representan aproximadamente el 2,5 % del total de casi 68.000 que localizó en las regiones españoles donde opera.

Una de cada cinco inspecciones que llevó a cabo Endesa en el último ejercicio supuso la detección de un fraude, que en el 40 % de las ocasiones eran conexiones ilegales a la red, y el resto otro tipo de irregularidades como conexiones dobles y manipulación de contadores.

La campaña de revisión de instalaciones permitió a Endesa recuperar el control de 20 millones de kilovatios hora en Baleares.

Endesa señala que el grueso del fraude no lo cometen familias escasas de recursos económicos sino empresas industriales y de servicios y particulares con consumos elevados.

"El fraude eléctrico supone un perjuicio para toda la sociedad, ya que se traduce en un incremento de la factura eléctrica para el conjunto de los consumidores y, sobre todo, puede poner en riesgo tanto la seguridad como la calidad del suministro a los usuarios", resalta la empresa.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.