El turismo rural asturiano cae un 44,9% en abril por efectos del calendario

Los alojamientos asturianos de turismo rural registraron en abril 46.469 pernoctaciones, cifra que supone una caída interanual del 44,9 por ciento y que se debe a que este año la Semana Santa se celebró en marzo y no en abril, como en 2017.

El efecto del calendario se notó más en el turismo nacional, con un descenso de los viajeros del 38,2 por ciento, hasta 17.478 turistas, y una bajada de las pernoctaciones del 46,5 por ciento, hasta 42.649, según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El número de turistas extranjeros bajó un 12,1 por ciento, hasta 1.592 personas, que realizaron 3.821 pernoctaciones, un 18,5 por ciento menos.

En el conjunto del país, las pernoctaciones en alojamientos turísticos extrahoteleros (apartamentos, cámpines, establecimientos de turismo rural y albergues) cayeron un 18,5 % en abril con respecto al mismo mes de 2017.

Debido a la incidencia de la Semana Santa sobre el turismo y los viajes se ha analizado el periodo agregado de marzo y julio, en donde las estancias en alojamientos extrahoteleros disminuyeron un 4,2 % con respecto a ese mismo bimestre de 2017, según los datos difundidos hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En el primer cuatrimestre, las pernoctaciones en este tipo de alojamientos también han caído, en concreto un 3,3 % en comparación con los primeros cuatro meses del año pasado.

En el análisis de abril, las estancias de los españoles bajaron un 30,8 %, en tanto que las de los no residentes cayeron un 8,8 %.

Los descensos en el número de estancias y por tipología de establecimiento han sido del 16,5 % en los apartamentos turísticos, del 21,5 % en cámpines; del 25,7 % en los alojamientos de turismo rural y solo los albergues lograron una mejora del 1,4 %.

En Canarias, el destino preferido en apartamentos con 2,2 millones de pernoctaciones, se registró un descenso en las estancias del 16,4 % respecto a abril de 2017, en tanto que Madrid alcanzó la mayor ocupación, con el 74,3 % de los apartamentos ofertados.

En cámpines, Cataluña fue el destino preferido y las estancias bajaron un 26 %, mientras que La Rioja registró el mayor grado de ocupación, con el 61,5 % de las parcelas ofertadas.

En el periodo marzo-abril, las pernoctaciones descendieron un 7,4 % en los apartamentos y un 0,6 % en los cámpines, mientras que se incrementaron un 1,5 % en los establecimientos de turismo rural y un 16,1 % en los albergues.

En el capítulo de precios, el índice en los apartamentos turísticos se incrementó un 0,9% respecto a abril de 2017; el de cámpines bajó un 0,4 %; y el de los alojamientos de turismo rural aumentó un 0,9 %.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.