El sector del ocio nocturno vuelve a caer un 5,2% en 2015

La pérdida de poder adquisitivo se deja notar en el sector del ocio nocturno

La crisis económica ha atacado de forma dura a muchos sectores de la economía. El del ocio nocturno es simplemente uno más en esa larga lista. Los efectos han resultado devastadores, incluso ahora que comienzan a aparecer ciertos repuntes en los principales indicadores.

Pese a las buenas cifras de algunas grandes discotecas, como Opium en Barcelona, Pachá o Space en Ibiza, o BCN Magaluf en Mallorca, lo cierto es que los resultados globales del sector hablan de una nueva caída del 5,2% en el año 2015, último del que se tienen resultados oficiales completos.

Son muchos los factores que pueden explicar esta situación. Como decimos, la crisis económica global es el primero de ellos. Las familias vieron reducidas sus rentas y poder adquisitivo, renunciando a ciertos tipos de ocio para ajustar sus economías. El nocturno fue uno de los elegidos.

El segundo factor que se debería resaltar tiene que ver con los impuestos. Las últimas subidas del IVA han afectado directamente al sector del ocio nocturno. Los clientes han comprobado cómo las bebidas y consumiciones habituales han subido de precio debido a esta carga impositiva. A mayor precio, lógico menor consumo

En tercer lugar, los hábitos de consumo de los españoles, que se han visto modificados en los últimos años. Actualmente, un buen número de personas apuestan por el ocio diurno en detrimento del nocturno.

Así, las horas centrales del mediodía durante un fin de semana (sábado y domingo) ganan una gran cantidad de adeptos. Las tardes del viernes también han experimentado una pequeña subida en el consumo de ocio.

Gracias a este aumento, la hostelería diurna espera cerrar el curso 2016 con un crecimiento a expensas de los resultados de los locales nocturnos. Las grandes discotecas como Opium en Barcelona o Space en Ibiza prometen grandes resultados pero todavía se desconoce si será suficiente.

Según los datos de la consultora Nielsen, los españoles salen menos de noche que antes de la crisis. Así, este segmento de la actividad es uno de los más castigados. Ya hemos mencionado que el último resultado fiable fue una caída del 5,2%.

En el lado contrario se encuentran los bares y establecimientos dedicados al vermut y al aperitivo que se encuentran en auge gracias a la tendencia de vuelta a la tradición. Todavía está por ver cuál será la respuesta de los grandes grupos de ocio nocturno, como BNgrup, para conseguir recuperar el público perdido.

Fuente Comunicae

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.