El producto agrícola con lodos depuradora y su valor nutricional, excelentes

Un estudio del Cabildo de Gran Canaria demuestra que el rendimiento y el valor nutricional de las producciones de tierras abonadas con compost de lodos de depuradora son excelentes, ha anunciado hoy el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales.

Tras comunicar que se inicia una segunda fase de los estudios con una inversión de 120.00 euros, Morales destaca el primer balance de los trabajos que impulsa el Consejo Insular de Aguas en colaboración con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG).

Las conclusiones se dieron a conocer con motivo del Día Mundial del Agua, una jornada que contó con la intervención del rector de la ULPGC, José Regidor, el presidente de la COAG, Rafael Hernández, y el consejero de Soberanía Alimentaria, Miguel Hidalgo, entre otros.

El Cabildo resalta que Gran Canaria genera más de 6.000 toneladas de lodos al mes que no se aprovechan, por lo que su uso agrícola -mezclado con poda de cultivo y fermentado para obtener el compost o abono agrícola- evitaría el derroche de un recurso con mucho potencial por su gran riqueza en fósforo, nitrógeno y potasio.

Además, su uso reduciría la dependencia de materias primas del exterior para obtener alimentos, objetivo que se ha marcado la Institución dentro de su política por la soberanía alimentaria.

En opinión de los autores del estudio, este "despilfarro" evidencia la debilidad del actual modelo de gestión que acarrea costes económicos importantes para los agricultores de la isla, que destinan casi 7 millones de euros al año a la compra de fertilizantes importados.

Según Rafael Hernández, los agricultores grancanarios destinan ese dinero a adquirir once millones de fertilizantes de fuera, el equivalente a 500.000 envases, lo que significa del 5 al 10 por ciento del gasto en una explotación, al que deben sumar el coste del agua, que representa hasta el 20 por ciento.

El estudio, que pretende convertir un residuo en un recurso, apostilla Hernández, será una herramienta eficaz para el agricultor desde el punto de vista de la eficiencia, pues contribuirá a que se gaste menos agua por que, de esta forma, el terreno la retiene más.

Esa no es la única ventaja, ya que esa actuación sustituye fertilizantes químicos por abonos naturales y se frena la erosión del suelo porque mejora su cohesión y estructura.

Superada esta primera fase, ahora el Cabildo evaluará el posible ahorro que supone para el agricultor la utilización del compost de lodos de depuradora, estudiará en qué grado disminuye la contaminación del suelo al sustituirse los químicos -poseen un nivel alto de nitratos- por el abono orgánico y comparará dicho producto con los fertilizantes importados.

Esta investigación en I D i es pionera en Canarias por su enfoque, ya que abarca cada una de las fases del proceso, desde la identificación de los materiales hasta la evaluación de los efectos en alimentos, cultivos y suelos abonados con fertilizantes generados a partir del lodo de depuradora.

El Cabildo de Gran Canaria desarrolla esta investigación en cultivos de hortalizas a pequeña escala y su objetivo ahora es profundizar aún más en este asunto, por lo que ampliará el estudio a explotaciones de mayor extensión, principalmente en plataneras.

Por su parte, Miguel Hidalgo recuerda que este proyecto se enmarca en la prioridad de la Institución de hacer de Gran Canaria una "ecoisla" a través de la protección del territorio y el tratamiento limpio de los residuos, así como del uso de energías renovables en el tratamiento del agua y la potenciación del mundo rural.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.