El Gobierno se siente cómodo con el calendario de cierre de plantas nucleares

El Gobierno "se siente cómodo" con el acuerdo de las eléctricas para cerrar, en 2035, las siete plantas nucleares españolas, porque el calendario pactado es "congruente" con el Plan Nacional de Energía y Clima, ha dicho a Efe el secretario de Estado de Energía, José Domínguez Abascal.

Domínguez Abascal asocia este cierre programado de los siete reactores nucleares operativos a que sus propietarias, Iberdrola, Endesa, Naturgy y EDP, "han empezado también a plantearse su propia transición energética".

Ha añadido que el Gobierno ha estado "informado" de este acuerdo, que también implica a la Empresa Nacional de Residuos Nucleares (Enresa), y que, en su opinión, "sigue en el camino que conducirá a que las centrales nucleares, una vez cumplido sus ciclo de vida, vayan dejando el lugar a otras energías, como la eólica y la solar".

En España hay en la actualidad siete reactores nucleares operativos: dos grupos de Almaraz; otros dos de Ascó; el de la central de Cofrentes; el de Trillo, y el de Vandellós II.

Ascó I, propiedad de Endesa y que inició su operación comercial en diciembre de 1984, cerrará en 2029, mientras que Cofrentes, propiedad Iberdrola, que entró en operación en marzo de 1985, tiene como fecha de cierre 2030.

Vandellós II, participada por Iberdrola y Endesa, podrá operar hasta 2035 y Ascó II, propiedad también de ambas eléctricas, está previsto que cierre en 2032.

Trillo será la última central en dejar de operar, en 2035, después de la de Ascó II.

La central de Almaraz, cuyo reactor I entró en servicio comercial en septiembre de 1983 y el segundo lo hizo en julio de 1984, dejará de producir electricidad en 2028.

Almaraz será la primera en sumarse al grupo de centrales españolas que ya han cerrado: el grupo I de Vandellós, en 1990; la central José Cabrera, ubicada en Almonacid de Zorita (Guadalajara), en abril de 2006; y Santa María de Garoña, en 2017.

Domínguez Abascal prevé también el cierre ordenado y consensuado de las centrales eléctricas de carbón antes del año 2035 y su sustitución por plantas de energía renovables, tanto eólicas como solares.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.