El BCE eleva a 8.800 millones el rescate del banco Monte dei Paschi

La cantidad es superior a los 5.000 millones de la fallida ampliación de capital propuesta por la entidad italiana

monte-banco-siena--644x362

El deterioro sufrido en las últimas semanas por el Monte dei Paschi di Siena (MPS), el tercer mayor banco italiano y el más antiguo del mundo, ha elevado la factura de su rescate hasta los 8.800 millones. Al menos esa es la cifra que el BCE comunicó este martes al Gobierno transalpino y que supone una cifra superior a los 5.000 millones que la propia entidad financiera había requerido mediante una fallida ampliación de capital. Sin embargo, el organismo que dirige Mario Draghi considera que los problemas de liquidez se han incrementado en diciembre hasta el punto que la liquidez neta a un mes del banco toscano se ha reducido desde los 12.100 millones hasta los 7.700 millones.

El Eurobanco insiste en que la entidad financiera es "todavía solvente" siempre y cuando se tomen medidas. En este sentido, recordó que en los test de estrés realizados en julio por la Autoridad Bancaria Europea (EBA) el MPS obtuvo los peores resultados de todos los bancos examinados. De hecho, a partir de ese momento el BCE instó al Monte dei Paschi a aprobar un plan de ajuste que finalmente se tradujo en el despido de 2.600 trabajadores y el cierre de 500 oficinas desde 2016 hasta 2019. Sin embargo, la otra parte del plan fracasó ante los repetidos problemas del banco para conseguir en el mercado y a través de inversores privados los recursos necesarios. Una situación que ha debilitado más su posición e incrementado en más de 3.000 millones el capital requerido en un principio.

La incapacidad de la entidad a la hora de conseguir recursos por sus propios medios hace prácticamente ineludible su rescate público. De hecho, el Gobierno italiano fue autorizado por el Parlamento a utilizar hasta 20.000 millones para sanear todo su sistema financiero. A partir de ahí, debe ser cada banco el que solicite oficialmente ese rescate. En el caso del Monte dei Paschi la decisión no puede demorarse porque el plazo legal vence el 31 de diciembre y, además, la entidad ha reconocido que sólo le queda liquidez para cuatro meses.

Control del 70% del banco

Aunque se desconoce la cantidad que finalmente podría solicitar el MPS, el diario económico 'Il Sole 24 Ore' estimó que el desembolso que realizará el Estado italiano -que ya posee el 4% de la entidad- será de 6.500 millones, por lo que pasaría a controlar el 70% del banco toscano. Los otros 2.300 millones se lograrían por medio del canje en acciones de la deuda subordinada de los inversores institucionales. En cualquier caso, la operación del Ejecutivo liderado por Paolo Gentiloni supondrá el incremento de la ya de por sí disparada deuda pública italiana (la segunda más elevada de la UE sólo por detrás de Grecia).

El Monte dei Paschi acumula unas pérdidas de 14.000 millones entre 2011 y 2015, ha tenido que realizar dos ampliaciones de capital por un valor de 8.000 millones y mantiene préstamos dudosos por más de 360.000 millones, casi un tercio del total de toda la zona euro. Pero no es la única entidad financiera con problemas. De hecho, la autorización del Gobierno para intervenir en la banca permitirá la posible nacionalización de otras pequeñas entidades que se encuentran en riesgo. Se trataría de firmas como Popolare Vicenza, Veneto Banca, Carige y oros cuatro que se encuentran en curso de recuperación: Popolare dellÉtruria, Carife, Carichieti y Banca delle Marche.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.