Cordero apuesta por transformar embalses en motor turístico para municipios

La presidenta de la Diputación de Cáceres y de la Federación Nacional de Asociaciones y Municipios con Centrales Hidroeléctricas, Rosario Cordero, ha apostado por "trabajar para que los embalses sean un motor turístico para los municipios".

Para ello, se ha organizado en Castuera (Badajoz) un primer congreso en torno a este potencial acuático, que tendrá lugar los días 3 y 4 de julio, organizado por la citada federación.

Cordero, acompañada del alcalde de Castuera, Francisco Martos; y del secretario general de la federación, el aragonés José María Agullana, ha presentado este evento en el que se convoca a los municipios rurales afectados por embalses, así como a las administraciones públicas relacionadas con la gestión del agua.

"Es una oportunidad para estos municipio contar con un espacio de encuentro e intercambio de experiencias, con el fin de poder aprovechar los embalses como recurso turístico; que no supongan solo un lastre para el territorio que los alberga", ha precisado Cordero.

"Lo que nos ha impulsado a realizar este congreso es la necesidad de involucrar a organismos, agentes sociales y agentes económicos para colaborar, liderar e intercambiar proyectos con el fin de conseguir y mantener el necesario desarrollo social, económico y demográfico sostenible en zonas que mayormente sufren una regresión", ha añadido Cordero.

Actualmente, la federación está integrada por 800 municipios, la mayor parte de ellos menores de 500 habitantes, más de un centenar de ellos en Extremadura.

La entidad promueve "unificar y flexibilizar la normativa ambiental, muchas veces restrictiva, que regula el uso de los embalses".

En este sentido, Agullana ha insistido en la necesidad de crear un turismo de embalses a nivel nacional, agrupando las normativas, "lo que nos ayudará a traer gente a nuestros territorios y dar actividades a municipios que sufren del despoblamiento, porque tenemos un recurso ocioso muy importante".

En este encuentro, se analizarán las distintas actividades que se pueden desarrollar en cada embalse, según sus características: desde contar con un barco turístico o barcas más pequeñas para uso familiar, hasta piragüismo, barranquismo y pesca, entre otras actividades.

A su vez, Martos ha apuntado que a estas posibilidades se podría añadir, incluso, "el turismo de patrimonio de embalses", como ha ocurrido ya en algunas zonas tras la temporada de sequía, que ha dejado al descubierto patrimonio arquitectónico que ha atraído a numerosos visitantes.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.