Conserveros alertan del tamaño "inadecuado" de la anchoa para su procesado

La Asociación de Fabricantes de Conservas de Pescados de Cantabria (Concesa) ha mostrado su preocupación ante la disminución progresiva de la talla media de la ancha capturada en las últimas costeras al ser de un "tamaño inadecuado" para el mercado y "no apto" para el procesado en las industrias.

En este sentido, Concesa alerta hoy en una nota de que la presente campaña del bocarte llega a su fin y "una vez más" las industrias nacionales andan "carentes de materia prima" para mantener su mercado.

Un hecho que, a su juicio, compromete la viabilidad de las conserveras, la supervivencia del sector transformador en Cantabria y los puestos de trabajo.

En opinión de la asociación, el sector transformador nacional necesita "una talla mínima de 40/45 peces por kilo", un cifra con la que "el sector extractivo multiplicaría su facturación de forma exponencial".

También asegura que el sector extractivo está disconforme de la "utilización publicitaria" que se hace en el extranjero del caladero del Cantábrico, en relación al precio que obtienen por la anchoa de "pequeña talla".

"Estos precios llegan además a la prensa y distorsionan con nuestros clientes la realidad del valor que le damos y pagamos la industria nacional por la anchoa de tamaño mayor", subraya Consesa.

Y pone el ejemplo de que en que días pasados "pescas de 65 peces por kilo se pagaban a 0,30 euros el kilo y capturas de 30 peces por kilo a 5,21 euros el kilo".

"Nos dicen desde las instituciones que, según los informes científicos, el caladero está bien y la biomasa de anchoa va en aumento, pero la realidad es que la talla media de la anchoa capturada va disminuyendo año tras año", lamenta.

Una circunstancia puesta en relieve por el sector transformador pero que, en opinión de la asociación de fabricantes de conservas, debería ser defendido por las administraciones españolas "de manera más enérgica" ante los organismos europeos.

Consesa apela a la concienciación del sector por una gestión de la pesquería que "no es adecuada ni sirve para asegurar su continuidad y rentabilidad en el futuro".

"Se debe analizar la situación, buscar y proponer medidas tendentes a garantizar la sostenibilidad del caladero y la viabilidad del sector transformador en Cantabria y España", concluye.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.