Comsa Corporación facturó en 2015 un total de 1.265 millones, un 7,25 % menos

La constructora Comsa Corporación, la antigua Comsa Emte, facturó el año pasado un total de 1.265 millones de euros, lo que supone un 7,25 % menos que en 2014, cuando sumó unos ingresos de 1.364 millones.

En un comunicado, la compañía controlada por la familia Miarnau ingresó 695 millones en España, un 3,47 % menos que en 2014, mientras que facturó en el extranjero 570 millones, un 11,49 % menos.

Comsa Corporación, el segundo grupo español no cotizado del sector de las infraestructuras y la ingeniería, debe afrontar este año la refinanciación de su deuda bancaria.

Para reducir su nivel de endeudamiento, Comsa está llevando a cabo un plan de desinversiones en áreas no estratégicas del grupo.

En esta línea, el año pasado Comsa se desprendió de su participación en el metro ligero de Madrid y en la línea 9 del metro de Barcelona, y recientemente pactó la venta a la leridana Sorigué del 74 % del capital de CLD, una compañía de servicios de recogida y tratamiento de residuos catalana.

Más allá de este plan de desinversiones, Comsa Corporación quiere potenciar su negocio de infraestructuras, de ingeniería y su especialización ferroviaria.

De hecho, las infraestructuras, la ingeniería y el mantenimiento se mantienen como los negocios con mayor peso del grupo, y sumaron el año pasado una facturación conjunta de 1.013 millones de euros, el 80 % del total de la cifra de negocio.

En el ámbito del ferrocarril, Comsa se ha encargado este año de rehabilitar la línea 12 del metro de Ciudad de México o bien de la puesta en marcha la línea del AVE entre Valladolid y León.

En materia de carreteras, este grupo está realizando la construcción de los túneles viarios de la plaza de Les Glòries de Barcelona o bien llevando a cabo la nueva sede del bufete Cuatrecasas en Barcelona.

En conjunto, el negocio de infraestructuras aportó 736 millones el año pasado, mientras que el de ingeniería, prestado a través de Comsa Industrial, sumó unos ingresos de 203 millones el año pasado.

En el ámbito de la ingeniería, Comsa logró adjudicarse el sistema de control del tráfico y de vigilancia ciudadana en Casablanca (Marruecos) o bien las instalaciones de protección civil y seguridad en el tramo Plasencia-Badajoz de la línea del AVE entre Madrid y la frontera portuguesa, entre otros proyectos.

Respecto a Comsa Service, la filial de mantenimiento de infraestructuras, logró una facturación de 75 millones de euros, mientras que el negocio de transporte, logística y maquinaria de Comsa sumó unas ventas de 33 millones, al tiempo que la actividad de medio ambiente aportó 81 millones.

En cuanto al sector tecnológico, las ventas fueron de 101 millones de euros, gracias a proyectos como la instalación de un radar meteorológico en el aeropuerto internacional de Ciudad de México o al despliegue de la TDT en países como Argelia y Kenia.

La empresa cabecera del negocio concesional del grupo, Comsa Concesiones, registró unas ventas de 22 millones de euros, mientras que la actividad de energías renovables sumó 16 millones de euros.

Comsa Corporación tiene una plantilla que supera las 8.000 personas y cuenta con actividad en 20 países.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.