Colegios profesionales creen que anular PGOU repercutirá en ciudad y vecinos

La Unión Profesional Cantabria, que agrupa a 26 colegios profesionales de la región, ha considerado hoy que la posible anulación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Santander por parte del Tribunal Supremo "repercutirá en el futuro de la ciudad" y en "los propios ciudadanos".

Esta institución ha señalado en un comunicado que ese posible fallo judicial -que anunció el pasado lunes un periódico digital pero que aún no se conoce oficialmente- "provocará alteraciones de la actividad económica de la ciudad" y ha opinado que Santander estará "viviendo una inseguridad jurídica".

La Unión Profesional de Cantabria cree que la región no se puede permitir esa situación, pero considera que no es un hecho particular, "sino que es un apunte que se suma a la sensación de incertidumbre que producen estas situaciones, en todas las ciudades que se ven afectadas por hechos como este".

"Estamos expuestos a que cualquier posible inversor, tanto de Cantabria como de fuera de nuestras fronteras, dé media vuelta ante el mínimo intento de apostar por mejoras en nuestra ciudad", ha advertido esta entidad, que considera que se está "restringiendo el desarrollo futuro de Santander".

La Unión Profesional Cantabria ha insistido en que la posible anulación del PGOU afecta al turismo, la obra pública o la economía y asegura que "los mecanismos del sistema actual no funcionan".

Por su parte, el Colegio Profesional de Caminos ha opinado, en otra nota de prensa, que si se anula el PGOU, "unido a los descensos en los presupuestos anuales en obra pública", el panorama actual se muestra "desalentador para el sector de la construcción en Cantabria" y sus profesionales.

El decano de esta entidad, Enrique Conde, ha señalado que la situación de "merma" de la obra pública por la crisis parece que va a continuar en 2017, por lo que ha opinado que anular el plan general de Santander es "un mazazo para la economía cántabra al ser el Ayuntamiento que más obra pública tenía previsto para el próximo año".

"Su paralización (del PGOU) supone un revés para las empresas cántabras, además de dañar seriamente la imagen de la región de cara a los inversores foráneos. Nos encontramos con planes de ordenación cuya ejecución suele durar la friolera de 15 años o más en salir a la luz y eso cuando no se anulan, como acaba de suceder", ha afirmado Conde.

Por eso, el decano del Colegio de Caminos se ha preguntado quién va a querer invertir en la región.

Conde ha afirmado que esta situación lleva a los profesionales del sector de la construcción a tener que "emigrar" de Cantabria en busca de trabajo o a cambiar de sector, por lo que se ha pedido al Gobierno regional y al central que doten a la comunidad de los fondos necesarios para relanzar la obra pública y evitar que los cántabros "sigan siendo españoles de tercera".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.